Escucha esta nota aquí

Evo Morales será convocado por el Ministerio Público “en la medida que sea pertinente” para que declare por el caso de terrorismo, sedición y conspiración. El fiscal Omar Mejillones no descartó convocar al expresidente como supuesta víctima, al igual que Álvaro García Linera.

El fiscal Mejillones, que lidera la investigación, se refirió al caso de Evo Morales después de que se presentó ante la Fiscalía el expresidente Carlos Mesa, quien fue citado en calidad de testigo, pero se acogió al silencio en casi todas las preguntas formuladas por el Ministerio Público.

La exdiputada Lidia Patty (MAS) presentó la demanda para investigar el supuesto golpe de Estado en 2019. Por este proceso se encarceló a la expresidenta Jeanine Áñez y los exministros Álvaro Coímbra y Rodrigo Guzmán.

En enero de este año, la actuación de la Fiscalía dio un cambio drástico al asumir la Presidencia Luis Arce. El fiscal Mejillones ya había adelantado que Morales y García Linera iban a ser convocados a declarar en calidad de “víctimas” en este proceso iniciado por Patty.

“Se tiene programada para la siguiente semana la declaración de algunos testigos. Y para la subsiguiente semana tenemos ya programada la declaración de quienes, según el inicio de la investigación, se constituyen en víctimas de la presente causa, es decir, el señor Evo Morales, Víctor Borda (expresidente de Diputados) y Álvaro García Linera”, decía el fiscal Mejillones.

Citación a Camacho

Además, Mejillones afirmó que también iba a convocar a declarar a Luis Fernando Camacho, actual gobernador de Santa Cruz. “Se va a realizar también la solicitud de cooperación para que se notifique al señor (Luis Fernando) Camacho y se le pueda tomar su declaración en la ciudad de La Paz”, informó a principio de año el fiscal.

Marco Pumari, quien fue presidente del Comité Cívico Potosinista (Comcipo), acompañó a Camacho en las protestas después de las elecciones fallidas de octubre de 2019. El excívico afirmó que asistirá si es convocado a declarar por la Fiscalía y consideró que este caso sigue su curso con la intención de “lavar la cara” de Morales.

“Era obvio y más que evidente que nos iban a convocar, ni siquiera convocar, sino también, supongo yo, estamos en los planes del Gobierno para ser detenidos. Lo que me sorprende es que las autoridades en este momento están actuando sin escrúpulos, sin un poco de rubor en la cara, pretenden tratar de patentizar este supuesto golpe de Estado, esta tramoya”, relató Pumari en entrevista con Correo del Sur.

Ayer acudió Carlos Mesa a la Fiscalía para declarar como testigo. El expresidente se acogió al derecho al silencio para no involucrarse en el proceso.

Mientras, la expresidenta Áñez, desde la cárcel de Miraflores en La Paz, pidió a la Unión Europea (UE), a Naciones Unidas y a los gobiernos de Brasil y España que emitan su posición respecto a los hechos de 2019, ya que estos países y organismos fueron parte de la mesa de negociación para pacificar el país.

Comentarios