Escucha esta nota aquí

El gobernador de Tarija, Óscar Montes, fue imputado por el Ministerio Público por una obra que no fue construida, un complejo polideportivo por el que se pagó Bs 6,1 millones, durante su gestión como alcalde en 2013.

El fiscal departamental de Tarija, Wilson Tito, informó que la autoridad fue imputada por los delitos de incumplimiento de deberes, contratos lesivos al Estado, conducta antieconómica y uso indebido de influencias.

Tito dijo que se abre la investigación después de constatar que el terreno está abandonado donde debía construir el Complejo Polideportivo de bicicross, motocross, ciclismo y karting en favor de las unidades educativas.

En el contrato se había establecido que se estaban incluyendo 72 ítems y el plazo final para la ejecución, además de la culminación de la obra, era de 300 días.

La imputación formal contra Montes está basada ante la denuncia presentada por el diputado Edwin Rosas a comienzos de este año y en plena campaña para las elecciones subnacionales.

Rosas declaró que él hará un seguimiento a la investigación de la Fiscalía de Distrito porque el afán es llegar al fondo de este caso, ya que no se construyó la obra en un terreno convertido en un basural.

Desde la Gobernación tarijeña se informó que Montes no tiene previsto ninguna conferencia con los medios de prensa para referirse al tema.

Comentarios