El Deber logo
1 de octubre de 2023, 4:00 AM
1 de octubre de 2023, 4:00 AM

Leonid Herrera, docente de Unifranz

¿Alguna vez se ha preguntado qué buscan los empleadores en los candidatos a un puesto de trabajo? La experiencia laboral, seguramente, sea uno de los primeros aspectos que se le viene a la mente. No es para menos, la experiencia es una forma de demostrar una impecable trayectoria profesional. Sin embargo, en la actualidad, la experiencia no es suficiente porque los empleadores buscan algo más: la formación continua.

¿Qué es la formación continua? Es el proceso de adquirir nuevos conocimientos y habilidades de forma constante y voluntaria. Es una forma de mantenerse al día con las tendencias y los cambios del mercado laboral, así como de mejorar el perfil profesional y la competitividad.

La formación continua puede adoptar diversas formas, como cursos online, certificaciones, webinars, podcasts o libros. Lo importante es elegir la modalidad que mejor se adapte a sus necesidades, intereses y objetivos, por múltiples razones.

La primera es porque permite desarrollar nuevas competencias y actualizar las existentes, logrando un candidato atractivo para los empleadores. También, coadyuva en la adaptación a los cambios y a los desafíos del entorno laboral. Vivimos en una época disruptiva de transformación digital y de innovación constante, que demanda aprender y desaprender constantemente.

Mayor confianza y seguridad en uno mismo, también, son aportes de la formación continua. Al aprender cosas nuevas, aumenta la autoestima y la motivación, que se reflejan en el desempeño personal y laboral.

La tecnología es una gran aliada de la formación continua. Gracias a ella, se puede acceder a una gran variedad de recursos educativos de calidad y a bajo costo según la necesidad (esto es lo que llamo: aprendizaje adaptativo). Además, las personas aprenden a su propio ritmo y desde cualquier lugar.

Entre las tecnologías más destacadas para la formación continua se encuentran: la Inteligencia Artificial (IA), que ayuda a personalizar el aprendizaje, y los canales EdTech.
Empresas como Udemy y Netzun elaboran contenidos actualizados basados en la inteligencia artificial y el aprendizaje adaptativo.

Estos canales ofrecen educación más flexible y accesible, que se adapta a las necesidades, intereses y objetivos de cada persona. El aprendizaje adaptativo optimiza tiempos y esfuerzo para lograr un aprendizaje más eficaz y satisfactorio.

La formación continua puede ser un factor decisivo para conseguir empleo o ascender en la carrera profesional. Saber demostrarla a los empleadores será, pues, clave para los candidatos. Por ejemplo, se recomienda incluir en el currículum vitae los cursos o certificaciones que haya realizado, indicando el nombre, la institución, la duración y la fecha de finalización. Si tiene un portafolio digital o un sitio web personal, puede incluir enlaces a sus certificaciones.

Las entrevistas de trabajo son otra oportunidad para hablar sobre la formación continua y cómo ayuda a mejorar las habilidades en la resolución de problemas. Se puede mencionar ejemplos, concretos y cuantificables, de cómo se aplica lo aprendido en situaciones reales.

Algunos empleadores utilizan pruebas técnicas, escritas, orales o prácticas, para evaluar los conocimientos y habilidades en un área específica. Un requisito imperante es repasar o poner en práctica los contenidos aprendidos.

Los assessment center son evaluaciones grupales que consisten en actividades diseñadas para medir competencias y potencialidades. Estas actividades pueden ser casos de estudio, juegos de rol o dinámicas de grupo. Para destacar en ellas, basta con demostrar la capacidad de análisis, de comunicación, de trabajo en equipo y de adaptación.

La formación continua es un requisito esencial en esta era disruptiva. Aprovechar la tecnología al máximo permite personalizar y optimizar el aprendizaje para aumentar las posibilidades de conseguir el empleo de sus sueños o avanzar en la carrera profesional.

Tags