Escucha esta nota aquí

En este espacio semanal hemos compartido anteriormente los múltiples beneficios que trae a nuestra vida el hecho de incorporar la práctica de la meditación de forma constante.

Sin embargo, hasta ahora poco se había podido demostrar desde el punto de vista científico del efecto a nivel biológico de esta actividad.

Justo la semana pasada, vio la luz un estudio genómico llevado a cabo por el Proceedings of the National Academy os Sciences de los Estados Unidos que revela una activación robusta del sistema inmunológico después de un retiro avanzado de meditación.

Aunque no es algo que me sorprenda, pues personalmente he sido testigo del gran impacto positivo que ha tenido la meditación en mi vida y en el de otras personas con las que comparto esa afición, no puedo dejar de mencionar este estudio como una muestra más de los maravillosos beneficios que trae el ejercicio de esta disciplina en nuestro proceso de expansión de consciencia.

El estudio, liderado por la Universidad de Florida, involucró a 106 personas que se embarcaron en un retiro de meditación en el Instituto Isha de Ciencias Internas en Tennessee. Durante el retiro estrictamente controlado, los participantes permanecieron en silencio durante ocho días, meditaron más de 10 horas al día, comieron solo productos veganos, y mantuvieron una cantidad saludable de sueño cada noche.

Lo más curioso es que la investigación reveló que, si bien las otras prácticas relacionadas con la alimentación y el sueño tuvieron efectos parciales en los resultados, fue justamente el ejercicio de la meditación lo que tuvo un resultado determinante en el fortalecimiento del sistema inmunológico.

Los investigadores recolectaron muestras de sangre de cinco a ocho semanas antes y después del retiro, y tres meses después. Descubrieron diferencias genéticas entre las muestras tomadas antes y después de esta actividad de contemplación.

Específicamente, 220 genes vinculados con el sistema inmunológico del cuerpo estaban más activos después de que los participantes asistieran al retiro de meditación.

Leer noticias como esta nos confirma que estamos en la senda correcta al promover esta práctica en eventos como el certificación en meditación que tendremos este fin de semana en nuestro Cala Center en Miami, Florida.

Siempre digo que meditar es ir a nuestra farmacia interior y ahora agregaré que además permite fortalecer nuestro sistema inmune.

Comentarios