Escucha esta nota aquí

Más de 30 funcionarios y exfuncionarios del Ministerio de Justicia acudieron a declarar ante la Fiscalía y revelaron que fueron obligados por el extitular de esta cartera Héctor Arce a llenar las actas de escrutinio de las elecciones del 20 de octubre. Arce junto con otros dos exministros, además del expresidente Evo Morales y del exvicepresidente Álvaro García Linera serán llevados ante la justicia, dijo ayer el ministro Álvaro Coimbra.

“Hemos llevado a declarar a más de 30 funcionarios, los que han dicho que fueron obligados a llevar adelante parte del fraude electoral, por eso estamos ampliado contra las exautoridades para que luego de su notificación y su declaración vamos pedir que sean imputados”, dijo la autoridad en referencia a este nuevo caso de delitos electorales.

El 12 de febrero, el expresidente y candidato de Comunidad Ciudadana (CC), Carlos Mesa, presentó una acusación contra Evo Morales y sus excolaboradores; ese caso fue enviado a La Paz y el jueves, el fiscal departamental, Marco Antonio Cossío, informó que decidieron abrir una investigación al expresidente.

Coimbra cree que se debe abrir otro caso con las declaraciones que lograron de los exfuncionarios a partir de una denuncia que realizaron en noviembre del año pasado, desde entonces se avanzó silenciosamente en el caso y ya lograron configurar dos delitos: corrupción y tráfico de influencias. Mientras que el expresidente será acusado de delitos electorales, que el ministro no refirió.

Sin juicio de privilegio

Coimbra afirmó que no puede beneficiarse al ex presidente con un juicio de responsabilidades porque existen dos factores; el primero, es que son delitos comunes y no delitos vinculados al ejercicio de sus funciones, tal como manda el parágrafo II del artículo 2 de la ley 044.

El segundo factor es que Morales actuó como candidato presidencial del MAS y por tanto no estaba como mandatario, lo que lo inhibe de ser juzgado con juicio de privilegio.

Ayer, el expresidente Carlos Mesa volvió a referirse a la denuncia que presentó. “El fraude con que el MAS le arrebató al pueblo la victoria democrática el 20 de octubre, tiene responsables: Evo, García Linera y sus ministros. Nuestra denuncia es consistente y la justicia debe sancionar, como manda la ley, a quienes intentaron burlar la decisión del pueblo”.

Comentarios