Escucha esta nota aquí

Por: Chino Tapia

Ser árbitro…esa profesión tan difícil de sobrellevar, incómoda, incomprendida. Pese a ello, a algunos los apasiona, y por eso la eligen. Es el caso de del orureño Gery Vargas Carreño, quien tomó la decisión de ser “el hombre de negro” en un momento que enrumbó su vida. Hoy, con 13 años cumplidos en el referato profesional, dice “no me equivoqué”.

Tiene 40 años, es ingeniero, pero tomó el referato como una verdadera profesión porque se dedica a ella a tiempo completo.

Gery Vargas comenzó a dirigir en la Primera División de Bolivia en 2008, al arbitrar su primer partido el 17 de agosto entre Wilstermann y Guabirá. En 2012, entró en la lista de la FIFA e hizo su debut internacional en la Copa Sudamericana el 27 de agosto de 2014 en un partido de primera etapa entre el club chileno Cobresal y el paraguayo General Díaz.

El 11 de junio de 2015 ofició su primer partido internacional sénior, un amistoso entre las selecciones de Brasil y Honduras. El 17 de noviembre de ese mismo año pitó un partido de clasificación para la Copa Mundial entre Venezuela y Ecuador.

Ha dirigido dentro y fuera de Bolivia en campeonatos nacionales y también en los internacionales, ahora siendo parte de los equipos de VAR (Asistente de Video Arbitraje) en torneos fuera de Bolivia. En su caso, bien podría decirse que le va mejor en el exterior. 

Hizo su debut de arbitraje en la Copa Libertadores el 18 de febrero de 2016 dirigiendo en la segunda fase entre el club mexicano Deportivo Toluca y el brasileño Gremio. Ese año fue seleccionado como oficial para la Copa América Centenario, donde arbitró Ecuador y Haití.

En 2017 fue árbitro central en la Copa Mundial Sub-17 de la FIFA 2017 en India, donde condujo tres partidos. El 30 de abril de 2018, fue seleccionado por la FIFA como uno de los árbitros asistentes de video para la Copa Mundial 2018 en Rusia, la primera en utilizar esta tecnología. Vargas fue tercer asistente VAR en el partido entre Argentina e Islandia en el Grupo D.

Una experiencia única. La terna boliviana formada por Gery Vargas, como juez principal, José Antelo y Edward Saavedra de árbitros asistentes, fueron invitados por la Federación de Fútbol de Arabia Saudita para dirigir un partido de la MBS League de ese país en agosto del presente año.

Cuando DIEZ se comunicó con Gery Vargas, él estaba en camino de su natal Oruro hacia la ciudad de La Paz para hacer lo suyo: dirigir un partido de fútbol (Always Ready-Guabirá).

“Debo atender los compromisos que tengo tanto dentro de la División Profesional del fútbol boliviano como en responsabilidades que me otorga la Conmebol en el VAR en partidos internacionales. Además debo estar preparado física, sicológica y anímicamente para todo esto…tengo que dedicarme a tiempo completo”, comentó.

Pero la polémica es algo que Vargas parece llevar adherido a su piel. Tal vez sea también algo con lo cual los árbitros deben aprender a vivir o a convivir pues son permanentemente apuntados por sus actuaciones; también dice el argot futbolero que “cada hincha lleva un árbitro adentro…”. 

Vargas reconoce haber sido parte de muchas controversias en su carrera.
En la temporada 2011-2012 fue suspendido por la Comisión Nacional de Árbitros
debido a su actuación en el partido del nacional B (hoy Copa Simón Bolívar) entre Wilstermann y Universidad de Santa Cruz, en el cual cometió gruesos errores de apreciación. 

Año 2017, partido por Copa Sudamericana entre Liga Deportiva Universitaria y Defensor Sporting de Uruguay. Luego del cobro de un penal, los uruguayos reclaman y el pito boliviano levanta el codo y golpea sin mucha fuerza ni intención a Mathías Cardacio.

En la actualidad está en curso una demanda del entrenador Álvaro Peña acusando de soborno al juez Vargas, quien ha respondido con una contrademanda al director técnico sindicándolo de injurias y calumnias en un caso que radica en el Tribunal Superior de Disciplina Deportiva y aún no está resuelto.

Igualmente, Vargas fue impugnado tras haber dirigido partidos clásicos en La Paz (The Strongest-Bolívar), pero, sostiene, que ambos equipos argumenten que se vieron perjudicados por la actuación del juez forma parte más del folclore boliviano.

¿Qué significan para usted sus errores? “Uno con mucha humildad debe aceptarlos, es parte del proceso de formación. Hay gente que no puede superarlos y termina abandonando esta actividad; no todo es un jardín de flores, tenemos piedras en el camino”, comentó Vargas haciendo una autocrítica.
Y dijo que en base a lo anterior depende de cada uno, si esos errores se toman como oportunidades para mejorar en la vida. “En mi caso, aprender de mis errores me hizo llegar donde ahora estoy”, subrayó.

Comentarios