Escucha esta nota aquí

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) concedió una semana más de plazo al Gobierno para que presente garantías sobre la salud de la expresidenta Jeanine Áñez y a su prerrogativa de ser juzgada en libertad. Sin embargo, el caso de la exmandataria ya ha rebasado el ámbito nacional. Su hija, Carolina Ribera, sostiene reuniones en Estados Unidos, mientras que el Parlamento Europeo propone reconocerla con el Premio Sájarov.

Áñez cumplirá este fin de semana seis meses en prisión. Envió una carta manuscrita al secretario de la OEA, Luis Almagro, donde pide su intervención y de la comunidad internacional para conocer la realidad que viven los presos políticos en Bolivia ante un sistema judicial “prostituido”.

En las redes sociales escribió: “Seguramente, mis carceleros quieren que muera en esta cárcel desde la que hoy le escribo y a veces pienso que es la mejor solución”.

La CIDH considera la posibilidad de otorgarle una medida cautelar, que si sale a su favor obligaría al gobierno a permitir que salga a recibir atención médica integral o que se defienda en libertad.

Hace algunas semanas, por vía virtual, la CIDH escuchó a su hija, quien relató las condiciones del encierro de la exautoridad. Esta instancia estableció plazo de una semana al Gobierno para que presente una contraparte.

“La última información que tenemos de la Cancillería es que ha habido una ampliación de siete días para una solicitud adicional de información de la CIDH. Estamos en un proceso que no es lineal, no es como una demanda, contestación de sentencia”, dijo el ministro de Justicia, Iván Lima.

El Ejecutivo había recibido la primera nota de la CIDH el 31 de agosto, con esta nueva notificación el plazo para la entrega sería el 14 de septiembre. El 3 de este mes, el propio ministro de Justicia anunció que entregarían el informe antes del plazo fijado.

Apoyo internacional

En contacto con este medio, Carolina Ribera, hija de Áñez, confirmó que ayer por la tarde presentaron a la CIDH más información relacionada con la salud de su madre, específicamente en el ámbito médico.

Ribera adelantó que además de la OEA, se reunió con el abogado José Miguel Vivanco, director de la División de las Américas de Human Rights Watch, una organización no gubernamental dedicada a la investigación, defensa y promoción de los derechos humanos.

A tiempo de agradecer a Vivanco, dijo en sus redes sociales que “como hija de #JeanineAñez clamo a los organismos internacionales por su vida en peligro”.

Desde Europa, la facción de reformistas y conservadores europarlamentarios oficializaron ayer la postulación de la expresidenta para el Premio Sájarov, que entrega el Parlamento Europeo en reconocimiento de la Libertad de Conciencia de las personas. En marzo, Berta Soler Fernández, de las Damas de Blanco de Cuba, y Guillermo Fariñas, coordinador general del Foro Antitotalitario Unido, ganadores de este premio, postularon a Áñez porque asumió la Presidencia en situación crítica y evitó una guerra civil.


Comentarios