Escucha esta nota aquí

La líder derrocada de Birmania Aung San Suu Kyi fue condenada a dos años de prisión ayer por la junta militar por incitación al desorden público y por infringir la normativa contra la pandemia, una sentencia que desató críticas internacionales.

Suu Kyi fue condenada inicialmente a dos años por incitación al desorden público contra el ejército y a otros dos por infringir una ley sobre catástrofes naturales relacionada con el covid, dijo el portavoz de la junta, Zaw Min Tun. El expresidente Win Myint también fue condenado por los mismos cargos.

La nobel de la paz, de 76 años, se encuentra detenida desde que los militares depusieron su Gobierno el 1 de febrero, poniendo fin a un breve periodo de democracia en Birmania.



Comentarios