Escucha esta nota aquí

La presidenta Jeanine Áñez, poco después de que su ministro de Salud, Aníbal Cruz, precisara que ya son 12 los casos confirmados en el país, anunció el cierre total de fronteras, restricción del transporte terrestre, suspensión de los vuelos internacionales, reducción de la jornada laboral a cinco horas y eliminar la circulación peatonal desde las 17:00 hasta las 5:00 de la madrugada.

Áñez advirtió del inicio de una nueva etapa en la lucha contra el coronavirus “en la que todos haremos mayores sacrificios” y para la que pidió unidad en todo el país.

Alertó, antes de detallarlas, que las medidas serían duras y que tienen el objetivo de que la gente permanezca el mayor tiempo posible en casa.

Por ello, desde hoy se reduce la jornada laboral en el sector público y privado, desde las 8:00 hasta las 13:00; la atención en los mercados y centros de abastecimiento será hasta las 15:00 y el transporte público urbano trabajará hasta las 18:00. La circulación peatonal queda restringida desde las 17:00 hasta las 5:00 de la madrugada del día siguiente.

El ministro de la Presidencia, Yerko Núñez, detalló por la noche el contenido del decreto 4196. En el tema laboral, de manera excepcional el Ministerio de Trabajo regulará la otorgación de licencias especiales, con goce de haberes, a efectos de precautelar la salud de personas con enfermedades de base; adultas mayores, de sesenta (60) o más años de edad; personas embarazadas y personas menores de cinco (5) años, siendo beneficiario de la licencia especial el padre o madre o tutor.

“Se hará una excepción para quienes por las características de su trabajo o problemas en su salud deban movilizarse en horarios distintos”, manifestó Áñez en su mensaje.

La mandataria pidió apoyo a las FFAA y la Policía en el control de la pandemia. El ministro Núñez precisó que quien incumpla será arrestado por ocho horas.

Además, aclaró que la Constitución respalda al Gobierno nacional. Por lo tanto, dijo que todos los departamentos que ya llevan adelante acciones de cuarentena, deben adecuarlas a este decreto.

Mientras tanto, desde el viernes 20 se cerrarán todas las fronteras de Bolivia, solo ingresarán al país los bolivianos y residentes, quienes deberán someterse a los protocolos dispuestos por el Ministerio de Salud y la Organización Mundial de la Salud (OMS). El sábado 21se suspenderán todos los vuelos internacionales y se restringirá el transporte terrestre interdepartamental e interprovincial de pasajeros. Sin embargo, se permitirá el de mercancías para asegurar el abastecimiento de la población.

La mandataria adelantó que hoy anunciará “una serie de ayudas económicas para las familias”, con énfasis en el apoyo a las personas de escasos recursos, que serán las más afectadas por la crisis sanitaria que activó el virus.

El presidente de la Comisión de Seguridad de Estado, Fuerzas Armadas y Policía Boliviana de la Cámara de Senadores, Valeriano Aguirre (MAS) junto al ejecutivo nacional de la Confederación de Gremiales de Bolivia, Juan Carlos García y sus bases, solicitaron en conferencia de prensa al Gobierno central la reprogramación del pago de créditos en el país.

La solicitud de los gremiales fue realizada el martes mediante una carta enviada a la presidenta, Janine Áñez en la que le hacen conocer que el sector se encuentra profundamente preocupado por las cuarentenas y restricciones dispuestas por el Gobierno central y los gobiernos subnacionales contra el coronavirus, acciones que impiden comercializar sus productos con normalidad y llevar el pan, además de alimentos a sus familias.

La presidenta del Senado, Eva Copa, confirmó que diferentes sectores llegaron a la Asamblea para manifestar preocupación por no poder cumplir los préstamos que tienen en los bancos. “Viven al día y hay que ver este tema”, dijo.

La Cámara de Senadores debatía anoche el proyecto de ley para enfrentar el coronavirus. La norma establece precisamente en uno de sus artículos la reprogramación de las deudas menores a $us 10.000.

Por otra parte, plantea la cuarentena total. “En Europa países como Italia y España manifestaron que si ellos hubieran asumido medidas más drásticas la pandemia no hubiera causado tanto daño”, dijo. Complementó que la gente debe quedarse en casa.

Con respecto a las medidas presidenciales, Eva Copa manifestó que todas las iniciativas que tiendan a combatir el coronavirus “son bienvenidas”.

Por ejemplo, los militares reforzarán el control en frontera por espacio aéreo, terrestre y fluvial para evitar el ingreso de extranjeros desde el jueves, informó el martes el director general de Migración, Marcel Rivas.

“El Ministerio de Defensa y las FFAA destinó un contingente militar para reforzar control migratorio fronterizo para medios de transporte aéreo, terrestre y fluvial”, dijo tras el mensaje de la presidenta Áñez.

Manifestó que los controles no solamente estarán en los 38 puntos fronterizos, sino que el personal se desplazará por los lugares no autorizados en las fronteras limítrofes con países vecinos.

“El cierre de las fronteras está destinado exclusivamente a los extranjeros de cualquier nacionalidad”, aclaró la autoridad.

Conjuntamente con la Cancillería, se hacen gestiones para facilitar el ingreso de los bolivianos que se quedaron en Perú y Chile.

Mientras, más de 54 vuelos internacionales a la semana se suspenderán en el país en cumplimiento de las restricciones que anunció Áñez.

EL DEBER contactó a las principales compañías aéreas que conectan a Bolivia con varios países del mundo para conocer si acatarán las medidas y sus representantes no ocultan su preocupación por las pérdidas económicas que eso significará.

El gerente comercial de Boliviana de Aviación (BoA), Willy Vargas, explicó vía teléfono que en las rutas internacionales realizan siete vuelos a Miami, 10 vuelos a San Pablo (Brasil) y 11 a Buenos Aires (Argentina) a la semana. Suman 28 en total. “En BoA se verán afectados los vuelos a Miami, San Pablo y Buenos Aires, eso será a partir de las cero horas del sábado, porque la presidenta dio un plazo de 72 horas”, indicó.

La compañía estatal también realizaba cuatro vuelos a Madrid, donde se registró un fuerte brote del coronavirus, pero desde el sábado se suspendió el servicio por orden del Gobierno nacional.

Desde Avianca, que realiza siete vuelos en la ruta La Paz – Bogotá a la semana, su gerente general en el país, Jorge Valle, informó de que conoció en las últimas horas de las determinaciones el Gobierno de suspender los vuelos internacionales e hizo notar que se verán afectados económicamente. Incluso comentó que en los últimos días se estaba reactivando la ruta Santa Cruz – Bogotá, pero por ahora no será posible.

Caso

Aníbal Cruz confirmó que se registró un nuevo caso de coronavirus en Bolivia. La cifra de los enfermos asciende a 12 y hay 38 descartados. “Queremos informar que el último caso es una paciente de 30 años de edad, procedente de Madrid, España”, dijo el ministro Cruz a los medios.



Comentarios