Comunidad Ciudadana propone un proyecto de ley para equilibrar la inversión estatal en los medios de comunicación privados. El objetivo es generar una política de Estado. La ANP apoya. Dice que debe detenerse la lógica de premiar el silencio

19 de agosto de 2022, 7:28 AM
19 de agosto de 2022, 7:28 AM

​La opositora Comunidad Ciudadana (CC) presentó un proyecto de ley para garantizar la distribución equitativa de la inversión del Estado en medios de comunicación privados. Según el Sistema de Contrataciones Estatales (Sicoes), hasta agosto, el Gobierno destinó un total de Bs 6.626.000 a los medios impresos del país. De ese monto, solo dos se llevan Bs 5.350.000. Esta cifra representa el 80,7% del total.

Los datos del Sicoes señalan que en enero de este año el periódico La Razón recibió del Gobierno Bs 1.000.000 para el ítem de “servicio de difusión en medio impreso”, mientras que en junio ese medio obtuvo Bs 1.750.000.
El otro periódico que completa el 80,7% de la inversión es Ahora es Pueblo, el diario oficial del Gobierno. Por el “servicio de impresión de ediciones diarias”, en dos momentos del año, el Tesoro General de la Nación desembolsó Bs 2.600.000.

Este medio contactó a la viceministra de comunicación, Gabriela Alcón, para conversar sobre el proyecto de ley y para consultarle sobre la política de distribución de recursos, pero respondió que se encontraba en una reunión.

Por su lado, el diario La Palabra de Beni recibió en enero Bs 50.000 en publicidad, mientras que en mayo obtuvo 153.000, según datos del Sicoes. El periódico Extra recibió Bs 200.000 en enero, mientras que en el primer mes del año la revista Poder y Placer recibió Bs 36.000 y Bs 104.000, en mayo.

Cabe destacar que en el informe que está en el Sicoes, si bien se establece un mes específico del acuerdo, debe entenderse que no es un monto mensual sino un presupuesto anual destinado a cada uno de los medios en la lista.

También en mayo, el semanario El Compadre recibió Bs 119.000 y El Sureño, Bs 105.000.

El jefe de bancada de CC en Diputados, Carlos Alarcón, explicó que el proyecto de Ley de Distribución Equitativa de los Recursos Públicos Destinados a la Propaganda y la Publicidad Estatal tiene el objetivo de evitar que los medios estén expuestos a situaciones de presión o chantaje con el dinero de los bolivianos.

“Independientemente del tamaño del medio de comunicación, todos los medios y especialmente los privados deberían tener acceso de alguna manera, en alguna proporción a la publicidad del Estado. Por eso se habla de distribución equitativa, no se habla de distribución igualitaria, para que puedan seguir siendo los transmisores de la información, de la opinión, de las necesidades de los ciudadanos”, dijo Alarcón.

En agosto, varios medios fueron contratados para difundir el mensaje presidencial por al aniversario de Bolivia. Correo del Sur recibió Bs 49.000; Los Tiempos y El Alteño, Bs 40.000; EL DEBER, Bs 35.000 y el Nuevo Sur, Bs 35.000.

Ayer por la mañana, el diputado opositor aseguró que el objetivo del proyecto de ley consiste en impedir que se castigue a los medios que investigan y que esto se convierta en una política estatal sin importar qué partido se encuentre en el Gobierno.

De acuerdo con la propuesta, la Asociación Nacional de la Prensa (ANP) y la Asociación Nacional de Periodistas de Bolivia (ANPB), en representación de todos los medios de comunicación del país, deberán establecer los protocolos y porcentajes de distribución equitativa de los recursos estatales, destinados a publicidad y propaganda, sin excluir a ningún medio de comunicación legalmente establecido.

En un comunicado, la ANP señaló que los diarios independientes y la Agencia de Noticias Fides (ANF) a los que representamos destacan el objetivo central del proyecto, “y al mismo tiempo expresan su profunda preocupación por el modo en que se administra el dinero del público, privilegiando medios internacionales, redes de emisoras y canales de televisión con afinidad editorial con la propaganda gubernamental”.

Subrayó que en estos días de profunda crisis económica para los medios que gozan de alta credibilidad y que están representados por la ANP, “es preocupante que los recursos públicos sean usados con un criterio de premio al silencio y castigo al trabajo informativo serio y responsable. Cada dólar que el Gobierno gasta en publicidad difundida a través de plataformas transnacionales, es un dólar que halaga a poderosas redes y representa pobreza para los profesionales del periodismo boliviano”.

Este medio intentó comunicarse con el ejecutivo de la ANPB, Pedro Glasinovic, para conocer su opinión, pero no contestó su celular. El mismo informe, que está en Sicoes, establece que los medios televisivos que más contratos reciben son ATB, Bolivia Tv, Abya Yala y Telesur. En radios se destaca Kausachun Coca.