Escucha esta nota aquí

Después de 54 años de operación en los aeropuertos del país, el Gobierno eliminó la Administración de Aeropuertos y Servicios Auxiliares a la Navegación Aérea (Aasana) y por decreto creó la entidad de Navegación Aérea y Aeropuertos Bolivianos (Naabol). La decisión fue asumida en medio del conflicto laboral colectivo y paro indefinido, desde el 1 de este mes, determinado por los trabajadores que hasta ayer tenían a su cargo el control y la seguridad operacional de la aviación civil en los 42 aeropuertos que funcionan en el país. Así, quedaron en la calle un millar de trabajadores.

Ayer, el Gobierno emitió el Decreto Supremo N.° 4630 que suprime Aasana y crea una nueva entidad, que asumirá el rol de la extinta institución. El ministro de Obras Públicas, Servicios y Vivienda, Édgar Montaño, explicó que la disposición fue aprobada a las cero horas del miércoles. Justificó la medida por la elevada deuda y hueco financiero -más de Bs 1.300 millones- y la falta de entendimiento con la parte sindical.

“Realizamos todos los esfuerzos posibles y al no existir un entendimiento y ponerse en riesgo la operación del transporte aéreo en Bolivia y a escala internacional, hemos tomado la decisión de suprimir Aasana”, mencionó Montaño, al aclarar que el Gobierno destinó más de Bs 182 millones para el pago de salarios, finiquitos, años de antigüedad, horas extra y refrigerios a extrabajadores de Aasana.

En esa línea, presentó al liquidador de Aasana, Boris Barroso, quien se hará cargo de garantizar los pagos. Según resolución presidencial, Elmer Pozo, nuevo director general ejecutivo, se hará cargo de la nueva empresa Naabol.

Cabe recordar que la Federación Nacional de Trabajadores de Aasana-Fenta reclamaba el pago de Bs 9,5 millones por horas extra acumuladas desde 2020. A decir del secretario ejecutivo de dicha organización sindical, Einar Roca, la medida discrecional asumida por el Gobierno dejará cesante a unos 1.000 trabajadores de Aasana, al menos 750 de planta y el resto consultores en línea.

En ocasión del anuncio de nacimiento de Naabol, Montaño explicó que el deterioro de la parte financiera de Aasana era insostenible. Refirió que los ingresos mensuales no superan los Bs 7 millones y que los egresos y gastos superan los Bs 10 millones y que la única salida para reflotarla era el plan de restructuración y reingeniería resistido por los trabajadores.

Por la mañana, Montaño aclaró que la nueva empresa acogerá a todos los extrabajadores de Aasana que deseen trabajar. La entidad -dijo- aumentará un 30% el salario de los técnicos y dará mejores condiciones con respecto al seguro de salud. En horas de la tarde, el ministro habló de consensos laborales con extrabajadores de Aasana de Trinidad, Cobija, La Paz, Cochabamba y Sucre. “Faltaría resolver los contratos de Santa Cruz”, apuntó Montaño que, citado en ABI, refirió que 218 trabajadores de la exAasana pasaron a Naabol.

Darán ‘pelea’ legal

La dirigencia de Aasana-Fenta advierte que no se quedará con los brazos cruzados y que formalizarán una denuncia internacional ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Federación Internacional de Trabajadores del Transporte (ITF) para hacer prevalecer sus derechos laborales.

A juzgar por Roca, la medida es ilegal y de carácter política. “Han cambiado el régimen laboral de los trabajadores de Aasana que estamos en la Ley General del Trabajo y los están pasando al régimen del funcionario público. Es una jugada política, vamos a tomar las medidas legales y sindicales; vamos denunciar a la OIT a la ITF”, dijo Roca, al referir que a las movilizaciones sectoriales se sumarán los familiares de los trabajadores y que se presentará una acción de inconstitucionalidad para anular el decreto que suprime a Aasana.

El dirigente sostuvo que como en todo movimiento hay traidores y que seguramente no faltarán los que se pongan a órdenes de la nueva administración empresa estatal. No obstante, cree que los desleales son una minoría y que el grueso de los afectados no se rendirá y aún dará una dura batalla.

Tras eliminar Aasana, el Gobierno aclaró que la medida se enmarca en la Ley 1356 de Presupuesto General del Estado 2021, que dispone la posibilidad de suprimir, vía decreto, a las entidades públicas que no se encuadren en las políticas económicas actuales.

Entre tanto, el representante de la Aasana ante la Central Obrera Boliviana (COB), Lucio Parrado, en contacto con medios paceños, lamentó la drástica decisión asumida por el Gobierno de suprimir Aasana por una demanda de reivindicación laboral que exige el pago de sus horas extra. Arguye que, al pasar, a los trabajadores, a la línea de funcionarios públicos lo que se pretende es explotarlos laboralmente, dado que dicha disposición establece ocho horas de trabajo al día, lo que no favorece a los trabajadores que garantizan las operaciones aéreas y la seguridad de la aviación comercial.

La COB lanza una advertencia

Dos días después de que la COB diera un espaldarazo al Gobierno en la marcha del MAS, ahora cambia de vereda para ponerse de lado de los trabajadores de Administración de Aasana, entidad que en las últimas horas fue suprimida por el Ministerio de Obras Públicas.

Así, el secretario ejecutivo de la COB, Juan Carlos Huarachi, manifestó su molestia por las determinaciones de las autoridades nacionales e hizo saber que la organización sindical a la que representa se declaró en “emergencia” solicitando una reunión con el Gobierno central para solucionar la problemática que envuelve a las terminales aéreas del país.

“Esta mañana nos hemos desayunado con un decreto. Estamos solicitando una reunión urgente con el ministro (Édgar Montaño) y con el Gobierno, para dar solución a este conflicto. No solo es Aasana, tenemos otros sectores más, como petroleros y redes de gas. Lamentamos la actitud del Gobierno. Debería consultarnos. No podemos aceptar que con un decreto despidan”, apuntó Huarachi, al advertir que, si hay que salir a las calles, lo harán en apoyo a los ‘compañeros’ de Aasana”.

Militarizan instalaciones

Tras el paro indefinido definido por los afiliados a Aasana-Fenta en los 42 aeropuertos del país, el Gobierno activó un plan de contingencia. Ayer por la mañana, efectivos militares y policías desalojaron los piquetes de huelga activados por extrabajadores en las instalaciones de los aeropuertos del país. En el caso de Santa Cruz, en el aeropuerto Viru Viru se pudo evidenciar un número importante de efectivos militares y policiales resguardando los predios y la infraestructura aeroportuaria. “No vamos a levantar nuestras medidas por ningún motivo, más bien las vamos a radicalizar, que lo tome muy en cuenta el ministro mentiroso. Naabol es una creación fantasiosa, no sé con qué personal harán funcionar los aeropuertos, o dónde habrán encontrado a ese personal, por qué no son sinceros y dicen que son incapaces, que no pueden gobernar el país”, refirió un dirigente.



Ayer se atrasaron algunos vuelos, pero no hubo cancelaciones

Lineamiento político

Suman las voces de respaldo para los trabajadores de Aasana afectados por las nuevas disposiciones del Gobierno. Ayer, por la tarde, el presidente del Comité pro Santa Cruz, Rómulo Calvo, salió a expresar su apoyo a quienes se encuentran en emergencia en medio del conflicto latente con el Ministerio de Obras Públicas.

El líder cívico sostuvo que se debe defender la institucionalidad de Aasana, ya que también es parte del aeropuerto Viru Viru, que es considerado patrimonio de los cruceños. “Aasana está siendo sometida a un lineamiento político y no a un lineamiento institucional, de gente profesional y técnica que pueda dar seguridad a las operaciones aeroportuarias”, señaló el presidente del Comité en declaraciones a Unitel, refiriéndose a la liquidación de Aasana para dar lugar a Naabol.

Calvo anunció que se visitará a los 230 funcionarios que se han visto afectados en Santa Cruz para considerar acciones que se puedan tomar de manera conjunta.

“Tienen el respaldo del Comité pro Santa Cruz y de toda la ciudadanía. Nos están mintiendo con el Hub Viru Viru afectando a la soberanía de Bolivia”, sentenció el dirigente cívico.

Relativa normalidad en vuelos

Desde la estatal Boliviana de Aaviación (BoA), el gerente general Ronald Casso, indicó que las actividades hoy (por ayer) fueron relativamente normales, con algunas demoras atribuidas a las medidas ‘especiales’ definidas en el plan de contingencia para garantizar la seguridad de las operaciones aéreas en los aeropuertos.

Dio cuenta de que hasta las primeras horas de la tarde BoA realizó 46 vuelos, logrando atender a más de 4.500 pasajeros y que solo registraron un cierre temporal en el aeropuerto de Trinidad, que por la tarde fue superado.

Según Casso, el anuncio de paro indefinido de Aasana incrementó un 3% el índice que maneja BoA respecto a la presentación de viajeros a los vuelos programados. “Esperamos que todos los vuelos se vayan normalizando y vaya bajando los niveles de riesgo que hemos tenido a comienzo de la mañana de ayer”, mencionó Casso, al detallar que BoA reforzó y desplazó personal de las áreas de manejo de pasajeros y revisión de equipajes de la compañía a los aeropuertos, controlados por Aasana, Tarija, Sucre, Trinidad y Cobija para garantizar los servicios.

Especialista aeronáutico advierte un conflicto jurídico con la creación de la empresa Naabol
Expertos en el sector aeronáutico vaticinan un duro conflicto jurídico con la creación de la Naabol. A decir de Jorge Valle, especialista en derecho aeronáutico, un decreto supremo no puede suprimir una entidad creada por una ley, que tiene un rango mayor.

Valle lamentó que la medida realizada por el Gobierno se haga “entre gallos y media noche” lo que demuestra la falta de capacidad para llegar a consensos con los trabajadores y que se da después de superar una auditoría a los servicios aeroportuarios del país hecha por la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI).

“Justamente, después de la auditoría de la OACI hacen desaparecer a una empresa por Decreto Supremo que no corresponde, porque esa entidad (Aasana) fue creada mediante ley; evidentemente lo que hay que hacer para que desaparezca es crear una ley y no ocurrió esto. En este momento hay un problema jurídico-legal que tendría que resolverse previamente”, dijo.

El especialista dijo que “debe haber conciencia en la gente del Gobierno, porque no pueden suprimir una ley con un decreto, que es una norma de menor jerarquía jurídica”.

Trabajadores de Aasana consideran un atropello la decisión estatal.


Efectivos evitaban el ingreso de algunos trabajadores de Aasana

Comentarios