Escucha esta nota aquí

Con la declaratoria de Emergencia Nacional, el Gobierno central habilitó Bs 50 millones para las distintas tareas de mitigación, en especial en el departamento cruceño, y que fueron pedidos al Tesoro General de la Nación (TGN).

El ministro de Defensa, Fernando López, quien comanda las tareas desde Santa Cruz, detalló que estos recursos estarán destinados a combustible, recursos humanos y la contratación de hidroaviones. “básicamente en eso se va”, agregó López en entrevista con EL DEBER.

De acuerdo a declaraciones del Ministerio de Defensa, hasta septiembre de 2019 se anunció que se contaba con más de Bs 161.000 para mitigar los daños por incendios. En esa gestión se marcó un hito histórico lamentable, porque se consumieron en total más de 4 millones de hectáreas, la mayor parte afectada era boscosa.

Por su parte, el viceministro de Medio Ambiente, Alfredy Álvarez detalló que solo en equipamiento para bomberos se estima un millón y medio de bolivianos.

Álvarez agregó que al monto global de Bs 50 millones se suman Bs 7 millones, que el viceministerio del que es parte ya tenía presupuestados desde inicios de año para diversas acciones contra los incendios.

Sumando las dos reparticiones, se hacen los Bs 57 millones para combatir el fuego en el país.

En el caso de Santa Cruz, se debe agregar que la Gobernación dispuso de Bs 3 millones para la atención de diversas acciones en provincias, esto tras la declaratoria de Emergencia Departamental por Incendio y Sequía, a inicios de semana.

A la fecha se contabilizan oficialmente 500.000 hectáreas quemadas en el país, mientras que en similar período de 2019 fueron 2.4 millones de hectáreas. En ambas gestiones, Santa Cruz fue el departamento más azotado.

Crédito de Japón

Álvarez agregó que el Ministerio de Medio Ambiente y Agua, encabezado por María Pinckert, gestiona del Japón alrededor de Bs 31,5 millones para atender incendios. Estos recursos, si se concretan, serán entregados en equipamiento y materiales.

Un día antes, mientras declaraba emergencia nacional en Bolivia, la presidenta Jeanine Áñez anunciaba “se nos ha preguntado si vamos a recurrir a ayuda internacional y nosotros venimos a decir que vamos a recurrir a todo lo que esté en nuestras manos para apagar los incendios”.

Familias afectadas

El incendio en Copaibo sigue siendo el más extenso en el departamento, el fuego sigue activo y, aunque se aumentó el personal, con cerca de un centenar, los trabajos aún están limitados por la disponibilidad de maquinaria. En el lugar se tiene una oruga para abrir cortafuegos.

Sobre las sanciones por lo ocurrido en Copaibo, José Luis Terrazas, director jurídico de la Autoridad de Fiscalización y Control Social de Bosques y Tierra (ABT), informó que ya se desplazó gente y se identificaron algunos asentamientos cercanos al lugar donde se iniciaron los primeros focos.

“Lo hemos puesto en los informes, hemos hecho la relación de los hechos, la cronología al fiscal. Hemos indicado quiénes podrían ser, y ahora le toca al Ministerio Público acudir al lugar”, adelantó. Del mismo modo, lamentó que el alcalde de Concepción no sentara la denuncia contra los autores, como corresponde según competencias, al ser Copaibo una reserva municipal.

Además, en Concepción, desde ayer, se activó un incendio más, en El Ticho, distante a la reserva municipal Copaibo.
En esta nueva zona, el fuego fue calificado como “mediano” por López. Sin embargo, la preocupación se debe a que hay una comunidad cerca, Madrecita, y un área de manejo forestal.

Además, ya se registran las primeras comunidades amenazadas por la proximidad del fuego. El alcalde de San Antonio del Lomerío, Ignacio Soriocó, explicó que el fuego amenaza a las 30 comunidades del municipio desde inicios de septiembre, y que ya se contabilizan 128 familias damnificadas directamente, en especial en Holanda y San Ignacio.

Agregó que el fuego está próximo a las zonas pobladas y que ya quemó pastizales o el chaco de algunas familias. “Se necesita mucha ayuda, en especial agua, porque además de incendios estamos afectados por la sequía”, remarcó Soriocó.

Desde el Ministerio de Defensa remarcaron que también hay incendios activos en el municipio de San Matías, en los que se ponen en riesgo zonas urbanas. Sin embargo, aún se evalúa la cantidad de familias afectadas.

La Asociación de Ganaderos de San Matías, (Agasam) pidió a las autoridades municipales declarar en desastre a la provincia Ángel Sandóval. Por su parte, las autoridades locales de San Matías informaron que ya se está trabajando para la declaratoria de desastre municipal, pues los recursos se agotaron.

Mientras tanto, en el parque Noel Kempff Mercado el fuego sigue avanzando, aunque lentamente, porque según las autoridades se logró controlarlo. A más de una semana, aún se tienen tres frentes de fuego: Pauserna y Flor Oro, frente a Pimenteras, población de Brasil; entre Piso Firme y Porvenir; y, por último, el que está en la meseta, zona del Río Verde.

Otra de las zonas próximas al parque es la comunidad El Recreo, donde el fuego sigue avanzando al pre parque.

Por aire

Luego del anuncio de que operarían desde el jueves cuatro hidroaviones, este plan tuvo que modificarse por problemas de transporte del combustible desde Santa Cruz. “El tema del combustible es más complicado de lo que pensé, se debe transportar con demasiado cuidado y lentamente, por eso demorará un poco más”, dijo el ministro López.

Se movilizan desde la capital cruceña más de 6.000 litros de combustible y se estima que las operaciones en Copaibo arranquen hoy. Se prevé que las naves operen desde una pista improvisada, próxima a Copaibo.

Otra dificultad es el acceso al agua, un tema que igual sería abordado de emergencia, pues se requerían más de 180.000 litros de agua en cada jornada por avionetas air Tractor AT 501, naves similares a las que se ocupan en otros países para fumigación.

Sin embargo, antes de finalizar la jornada se habló de la posibilidad de traer una aeronave más grande de Brasil. Esto aún estaba en análisis en la reunión de coordinación.

En el aeropuerto de San Ignacio de Velasco ya hay cinco aeronaves, aunque solo se utilizarán tres. Éstas demoran cinco minutos en cargar desde una cisterna.

Ayer, como actividad previa, ya se hizo un vuelo de reconocimiento. Se tiene previsto que la zona de carga de las naves sea el aeropuerto de Concepción, donde esperarán al menos cinco cisternas.

El responsable de la empresa Total Fuego, Enrique Bruno, remarcó que las tareas con estas aeronaves son muy efectivas, siempre que se cumplan con todas las actividades logísticas previas.

Lluvias desde el sábado

El clima que afectó ayer a la zona urbana del departamento no llegó hasta la Chiquitania, pero se pronostican lluvias en casi todo el departamento este fin de semana. El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) detalló que, debido al aporte del aire húmedo desde la Amazonia brasileña, se esperan precipitaciones, probablemente con tormentas eléctricas, para hoy sábado y domingo en la Chiquitania, el Chaco, los Valles y el Norte Integrado.

La metereóloga de turno, Cristina Chirino, explicó que el fin de semana los vientos serán de dirección sur, y que oscilarán de 30 a 50 kilómetros por hora, mientras que la temperatura bajará alrededor de cinco grados; estará entre 31 y 32 grados