Escucha esta nota aquí

El Gobierno invitó a los gremialistas a dialogar el sábado en Cochabamba sobre la Ley 1386, de Estrategia Contra la Legitimación de Ganancias Ilícitas, pero sin comprometerse a abrogar la norma. El sector se reunirá hoy, pero adelantó que irá y que la única opción para llegar a un acuerdo es que la norma sea anulada.

El ministro de Economía, Marcelo Montenegro, informó en conferencia de prensa que “estamos invitando a todos los compañeros gremiales del país para conversare aspectos relacionados a la ley 1386, no solamente ese tema sino otros importantes relativos a la familia gremial. Por lo tanto, lo hacemos en el espíritu abierto de diálogo para conversar y generar fuentes de concertación”.

Ratificó “el espíritu de diálogo y no de confrontación. La reunión será el sábado a las 9:00 de la mañana en Cochabamba”, detalló.

El ministro evitó comprometerse a que el gobierno decida abrogar la norma. “No podemos manifestarnos hasta no tener la reunión, tenemos que sentarnos y explicar muchos elementos que son de confusión”.

El secretario ejecutivo de la Confederación de Gremiales de Bolivia, Francisco Figueroa, respondió que efectivamente recibió la carta que está también dirigida a la Cámara Nacional de Transporte. “Acabamos de resolver hacer un ampliado nacional de emergencia este viernes en Cochabamba, a las 16:00”.

En esa reunión se tomará una posición. “Vamos a acudir, se trata del ministro, la ley se encuentra en manos del Poder Ejecutivo, y nuestra posición es clara, la abrogación de la norma. Esa es también la exigencia de los transportistas, los médicos, las juntas vecinales de Santa Cruz, los mineros, es un planteamiento del pueblo de Potosí”, dijo.

Mientras tanto, la movilización y el paro nacional continúan. “El viernes será el quinto día con medidas más fuertes”, prometió.

El ejecutivo de la Federación de Gremiales de El Alto y vicepresidente de la Confederación, Toño Siñani, informó a este medio que asistirá junto con su asesor legal a la convocatoria del Gobierno. “La única opción para llegar a un acuerdo y terminar con el conflicto es que esa norma sea abrogada”.

Montenegro aclaró que la reunión del sábado tendrá como objetivo tratar todos los temas que atingen a la familia gremial, “así que no estará circunscrita sólo a la ley 1386”, con lo que abrió la posibilidad de hablar del paquete de leyes o la demanda de los dos tercios.

Los choferes del país insisten también con la propuesta de abrogación. El ministro de Economía informó al respecto que “estamos conversando con varios sectores del transporte nacional, y en ese marco se ha socializado y buscamos reuniones con todos”.

 La viceministra de comunicación, Gabriela Alcón, abrió la posibilidad de convocar a otros sectores que también buscan la derogación de esta ley.

“Hay predisposición de poder escuchar, de no tomar una decisión radical o política. Siempre estamos dispuestos a estos encuentros con los sectores”, dijo. Sin embargo, como Montenegro, tampoco se abrió a la abrogación. “Lo que hay es una desinformación con respecto al contenido de la ley. Está claro que es solamente un pretexto”.

El dirigente de la Federación del Transporte Pesado de Santa Cruz, Juan Yujra, señaló que su sector no recibió ninguna invitación para el diálogo. “Estuve en contacto con la dirigencia, y el Gobierno no se contactó con nosotros”, aseveró.

El gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, declaró a la Red Unitel que la única salida para este conflicto es el diálogo. “Pero tiene que ser sincero, transparente. Los gremialistas han recibido el apoyo de su pueblo en forma contundente. Unos parando, otros marchando”, dijo.

Acotó que es importante que se convoque a otros sectores. “Los gremiales y el transporte comenzaron la protesta. Luego se sumaron otros, y debieran unirlos al diálogo. La base de la negociación debe ser la abrogación del paquete de leyes que están dañando al país, hasta los dos tercios, que fue el inicio del golpe que dio el Parlamento anterior”, señaló.

Los cooperativistas mineros de Potosí protagonizaron una marcha y posterior concentración en la plaza principal de esa ciudad. El presidente de la federación, Edgar Freddy Huallpa, señaló que no permitirá las agresiones policiales durante las protestas.

“Pedimos y pelearemos por la abrogación de la ley 1386. No solamente lo hacemos nosotros, sino todo el departamento de Potosí. No podemos vivir como Cuba. Los bolivianos estamos y vivimos libres para desarrollar nuestro país, nuestra región. El potosino siempre fue buen trabajador. Nosotros somos del pueblo, pedimos al presidente Luis Arce, que no se haga manipular y que gobierne escuchando al pueblo y que se anule esa norma”.

Pidió al gobernador de Potosí que lidere las negociaciones. Por la mañana, el vicario de la Iglesia católica en Potosí, Marco Abascal, informó que a las 8:30, se ha establecido una mesa de diálogo con el gobernador Jhonny Mamani y dirigentes del Comité Cívico Potosinista.

Según el diario El Potosí, en el encuentro “se tuvo un clima de diálogo y de búsqueda de la pacificación”. 

El religioso dijo que hay predisposición de pacificar y evitar más conflictos.

Uno de los temas es no propiciar la llegada de más personas de las áreas rurales. El Gobernador dijo que él no trajo a los pobladores, sino que “coincidió” con festivales organizados por el 10 de noviembre.

Sin embargo, hay el compromiso de evitar la confrontación con la ciudadanía que sigue movilizada en contra de la ley 1386.El segúndo punto es que exista tolerancia y respeto. Además, se buscará el desarrollo de Potosí, de manera conjunta. Del diálogo participó también la presidenta del Concejo Municipal, Mirtha Guzmán.

Tensión

Por otro lado, el Gobierno rugió a través de sus sectores sociales como los campesinos que dijeron que están dispuestos a morir para defender la democracia, a los cocaleros que se ofrecieron a marchar hacia las ciudades conflictivas.

La línea dura la han marcado el presidente Luis Arce y el vicepresidente David Choquehuanca. Ambos iniciaron una cruzada para azuzar a los sectores sociales a defender el gobierno, incluso como lo hizo Tupac Katari que fue descuartizado, como señaló hace dos días el segundo mandatario en un discurso en la asamblea de las 20 provincias de La Paz.

El secretario ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (Csutcb), Eber Rojas, dijo a EL DEBER: “Desde la llegada de los españoles siempre hemos derramado nuestra sangre, ofrendamos nuestra vida. Por eso nosotros decimos, vamos a derramar sangre hasta tener paz en Bolivia. No permitiremos el segundo golpe. Por eso estamos preparados”, manifestó

 Se le recordó el llamado del vicepresidente. “Nosotros estamos con eso, nunca agacharemos la cabeza, vamos a estar de pie. Vamos a enfrentar. Si es necesario vamos a derramar sangre, vamos a enfrentar con nuestros propios instrumentos. Para eso tenemos monteras, huaracas, chicotes. No como ellos que traen las armas extranjeras y nos van a meter bala. Nosotros estaremos con los instrumentos de nuestros ancestros Tupac Katari, Tomás Katari, Bartolina Sisa”.

El domingo habrá una movilización en La Paz. “Será un pronunciamiento pacífico, un pronunciamiento de unidad y un pronunciamiento que deje claro que nosotros somos mayoría”.

Comentarios