Escucha esta nota aquí

Por la mañana se habían declarado en emergencia cuando el ministro de Economía, Marcelo Montenegro, cerró la propuesta de incremento en 1,5%. Tras una reunión de cuatro horas con el presidente Luis Arce y las caras largas se convirtieron en sonrisas. Los trabajadores obtuvieron más del doble: 3% al haber básico y 4% al salario mínimo.

Además hay ocho leyes laborales en la agenda de la Asamblea Legislativa: la de ley del sistema de contratación limpia para el servicio público, de inembargabilidad y protección del salario y los aguinaldos, de priorización de personal local en cargos públicos y empleos, la norma que incorpora a las trabajadores en salud pública a la Ley General del Trabajo, la de protección contra el acoso laboral, la de protección y seguridad de los profesionales junior en ingeniería, la de restitución de derechos laborales para servidores públicos a contrato permanente y la que regula la contratación por horas.

El ministro Marcelo Montenegro le dijo anoche que este incremento se aplica a dos sectores son claves en la recuperación económica. Salud, por el tema de la pandemia, y a educación, por la recuperación de ese derecho. "Ambos sectores son el grueso del sector público”, informó.

Respecto al sector privado, Montenegro explicó que aquellas empresas que tengan su representación sindical tomarán la actual referencia porcentual de incremento e iniciar la negociación con la parte de los empleadores.

Pese a que la COB contemplaba el aumento de un 7% al haber básico y un 10% al salario mínimo nacional, sus dirigentes bajaron sonrientes y victoriosos al hall de la Casa Grande del Pueblo.

El presidente Arce dio los porcentajes y ratificó su compromiso de seguir trabajando por el bienestar de los bolivianos y reconoció la madurez de los dirigentes de la COB para asumir esa decisión, de bajar sus pretensiones salariales, "por el bien de la economía y estabilidad del país".

“Sabemos la realidad que está viviendo el país”, manifestó Huarachi y acotó que el incremento responde a “una demanda social” y “no es una propuesta técnica”.

En la reunión con el presidente, los cobistas no plantearon un incremento salarial, sino una reposición. "Fueron dos años que no hemos recibido incremento en nuestros sueldos. El año pasado hubo sólo un 2% al mínimo nacional, favoreció a ese sector", explicó Huarachi.

El líder cobista comentó que le plantearon al presidente "esa reposición, por la pérdida del valor adquisitivo. No solamente gastamos nuestros ahorros con la pandemia, nos hemos endeudado con los bancos para pasar la pandemia. Por eso pedimos que se nos devuelva lo que corresponde".

En las reuniones previas, Montenegro había señalado a los dirigentes de la COB que el gobierno no podía ir más allá del 1.5% porque un mayor incremento podía traer una "catástrofe económica al país". Su explicación principal radicó en que deben generarse inversiones para estabilizar la economía. Y, con el incremento salarial, muchas empresas podrían, incluso, cerrarse.

La COB recurrió a los indicadores económicos. "Hay un crecimiento, y eso es lo que lleva a los trabajadores podamos exigir más allá de lo que propuso el Gobierno a la COB, dijo Huarachi. Estamos conscientes de lo que está pasando, no sólo en el tema minería e hidrocarburos, con las cotizaciones que han superado históricamente después de 2014". 

Complementó que los dirigentes se sienten parte de la construcción económica y productiva, reflejó que hubo propuestas de los trabajadores. "Necesitamos mejorar el capital humano, remunerar ese esfuerzo que se hace en los diferentes centros de producción. 

 Tras una breve reunión por la mañana, los trabajadores se fueron a su sede en la calle Pisagua, donde sostuvieron un ampliado que duró más de dos horas.

Al terminar, el secretario ejecutivo de la COB informó que en esa reunión participaron los ejecutivos de 34 de 36 organizaciones afiliadas que tienen sede en la ciudad de La Paz, además de las centrales obreras departamentales de La Paz, El Alto y Oruro.

En ese momento, señaló que la propuesta gubernamental del 1,5% cosechó un “rechazo contundente” de todos los sectores y se declaró en emergencia.

Festejo

El secretario Ejecutivo de la Federación de Trabajadores Mineros de Bolivia (FSTMB), Gonzalo Quispe, confirmó que el presidente, vicepresidente, ministros, y el expresidente y líder del MAS, Evo Morales, están convocados a la marcha para conmemorar el 1 de mayo, en Oruro.

"El presidente Arce está invitado, el vicepresidente, los ministros, ellos verán si asisten", dijo. 

Cuando se le preguntó sobre la invitación a Evo Morales, señaló que él debería estar, "como todas las autoridades y dirigentes que fuimos parte importante de la recuperación de la democracia".

Comentarios