El Deber logo
12 de agosto de 2022, 4:00 AM
12 de agosto de 2022, 4:00 AM

Por Robert Wallace, zoólogo

Los Grandes Lagos Tectónicos de Exaltación se encuentran en la provincia Yacuma del Beni. Han sido declarados área protegida municipal, la cual se superpone al Territorio Indígena Cayubaba, actores clave para su preservación. Además, forman parte del sitio Ramsar Río Yata, un complejo de humedales de 28.132,29 km2 de importancia internacional. 

La región alberga sabanas inundables y arboladas, islas de bosque, bosques de tierra firme y bosques de galería que circundan lagos, ríos y arroyos. Estos ecosistemas han permitido el desarrollo de una enorme riqueza de flora y fauna que incluye varias especies amenazadas, como el bufeo (Inia boliviensis) o el ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus). A ello se suman sitios arqueológicos y otras manifestaciones del legado cultural de diversos pueblos indígenas desde hace aproximadamente 1.500 años que ha dado lugar a un paisaje biocultural excepcional representativo de los Llanos de Moxos.

A pesar de su importancia, esta riqueza natural y cultural no había sido estudiada a profundidad hasta ahora. Para cubrir este vacío de conocimiento, con el apoyo financiero de la Fundación Gordon and Betty Moore, del 25 de agosto al 30 de septiembre de 2021, el Grupo de Trabajo para los Llanos de Moxos (GTLM) organizó una expedición científica encabezada por Wildlife Conservation Society (WCS) en cinco sitios de estudio: el río Iruyáñez y El Cerro; y los lagos de Guachuna, Rogaguado, Largo y Ginebra, abarcando 2.662 km2 con una altitud entre 138 y 161 m.s.n.m.

Durante cinco semanas, 30 investigadores de WCS, de la Universidad de Bonn (Alemania), del Centro de Investigación de Biodiversidad y Medio Ambiente (Cibioma) de la Universidad Autónoma del Beni José Ballivián (Uabjb), del Centro de Investigación de Recursos Acuáticos (CIRA) de la Uabjb, del Museo Nacional de Historia Natural, el Instituto de Ecología de la UMSA y de la Asociación Civil Armonía se adentraron en estos lugares, acompañados por 49 guías locales de las comunidades indígenas Cayubaba y Movima, para recabar datos sobre biodiversidad y yacimientos arqueológicos. Y este 9 de agosto se presentaron en Exaltación y Trinidad los primeros resultados a través de un informe.

Además de analizar los ecosistemas acuáticos a partir de muestreos de fitoplancton, zooplancton y macroinvertebrados, durante la investigación se registraron 1.497 especies de flora y fauna. De este número, 784 (52,4 %) constituyen nuevos registros para Exaltación, 393 (26,2 %) para el Beni y 44 (2,9 %) para Bolivia. En el caso de los vertebrados, se han registrado nueve especies potencialmente nuevas para la ciencia (peces, anfibios, reptiles y un murciélago). Asimismo, se estudiaron 18 sitios arqueológicos, tres de los cuales fueron excavados, lo que permitió recabar información sobre campos elevados de cultivos prehispánicos, canales, montículos, zanjas circulares concéntricas y cuadrangulares, muros de piedra, muestras de ceramios y tierra negra datados entre los años 500 y 1528 d. C.

Entre otros aportes, este relevamiento ha permitido diferenciar con mayor claridad las características entre las sabanas inundables de los Llanos de Moxos hacia el sur de los Grandes Lagos Tectónicos y la sabana alta, conocida como cerrado beniano al norte. Asimismo, las fotografías y datos publicados evidencian la cualidad biocultural de este paisaje, producto de interconexiones entre sus dimensiones biológicas, lingüísticas y socioculturales, que en el caso de Exaltación se remontan a épocas prehispánicas y que continúan influyendo en la configuración de la región.

Se trata de información en extremo valiosa sobre los ecosistemas acuáticos, sitios arqueológicos y las especies de fauna y flora que habitan en los Grandes Lagos Tectónicos de Exaltación, la cual va a contribuir no solo a comprender mejor los efectos causados por el gran evento tectónico que dio origen a estos espejos de agua hace unos 6.000 años, sino también a preservar el patrimonio cultural y los servicios ecosistémicos de los Llanos de Moxos, esenciales para el mantenimiento de la cuenca amazónica.

Tags