Escucha esta nota aquí

En coincidencia con la masificación del uso de las tecnologías por la emergencia sanitaria global, Grupo EL DEBER decidió apresurar el sostenido proceso de transformación que viene encarando en los últimos años para consolidarse como el grupo multimedia líder en audiencias, credibilidad e innovación en plataformas digitales, con la incorporación de Juan Carlos Rivero Jordán como nuevo Gerente General en esta etapa en que el gobierno corporativo de la empresa vuelve a ser liderado por la familia fundadora.

Rivero asume la Gerencia General del Grupo EL DEBER en un momento en que la sociedad, la economía y la política están cambiando radicalmente, lo que obliga a todas las empresas a reinventarse, a adaptarse a nuevos comportamientos de los consumidores, decisiones que en EL DEBER no significan comenzar de cero, sino reforzar los procesos en marcha con una mirada cada vez más digital.

Juan Carlos Rivero Jordán es ingeniero civil de profesión, con maestría en Cálculo Estructural (Universidad de Minnesota). Participó en el diseño y ejecución de proyectos de edificaciones tanto en Estados Unidos como en Bolivia; uno de esos proyectos fue el edificio principal de esta casa periodística. Tiene una maestría en Finanzas (Utepsa-Universidad de La Habana).

Trabaja en el Grupo EL DEBER desde 1994. Ha impulsado diversos proyectos de renovación e innovación periodística. Ha participado en la elaboración de protocolos para empresas familiares. Ha realizado reportajes especiales relacionados con el medioambiente, llegando a ganar el primer premio de Conservación Internacional el año 2001, con un reportaje sobre los incendios en el Pantanal boliviano. Durante su carrera en esta empresa de comunicación social, ha ocupado cargos de periodista, editor general, director periodístico y miembro del directorio.

Próximas sinergias digitales

En las próximas semanas EL DEBER anunciará un pack de innovaciones con las cuales llegará a sus audiencias, llevando a bordo los valores de referencialidad, credibilidad y servicio a la comunidad, que pusieron la marca a la vanguardia en la generación de audiencias y calidad periodística en el país desde hace más de seis décadas.

“De esa manera el Grupo EL DEBER busca crear ecosistemas que apunten a la sostenibilidad de las marcas. El poder mediático está fluyendo hacia clientes y lectores que están hiperconectados, lo que nos lleva de lo exclusivo a lo inclusivo, de lo individual a lo social. Hay que crear estrategias al servicio de las marcas y desarrollar una cultura centrada en los usuarios”, sostiene Rivero.

En la línea de tiempo de la transformación, EL DEBER potenciará la sinergia entre todas sus plataformas: la edición web, el periódico impreso, la radio, el streaming, la realización de videos, las noticias al vivo y sus contenidos en redes sociales tendrán su propia personalidad, pero siempre con la seriedad, agilidad y el sello innovador que caracterizan al medio.

El flamante Gerente General anuncia que ya están en marcha los planes para mejorar la experiencia del usuario, para producir contenidos que van más allá de la noticia dura y que se adaptan a los estilos de vida de los lectores de hoy, en el marco de esta apuesta de valor, diferente a lo que hoy está disponible en el mercado.

A las nuevas corrientes de información con un toque más personalizado que EL DEBER adoptará hay que agregarle el valor intangible que esta casa periodística ha entregado a sus lectores en sus 67 años de vida: la noticia veraz, contrastada y responsable que ayuda a comprender mejor el complejo mundo que habitamos, donde hasta la democracia corre riesgos si queda a merced solo de las fake news o de la desinformación.

Un proceso de recorrido largo

Esta nueva fase del proceso de transformación de EL DEBER llega después de un ciclo de tres años que estuvo destinado a establecer las condiciones para el gran salto hacia la digitalización definitiva de las plataformas de contenidos del Grupo, en una etapa que fue conducida por Gerardo Pereyra como Gerente General.




 EL DEBER fortalecerá las plataformas para todos sus seguidores

“En los últimos tres años nos enfocamos en apostar por una ambiciosa transformación, para estar a la vanguardia del desarrollo editorial, periodístico y tecnológico. Cada salto dado e incorporación tienen el propósito de beneficiar a la audiencia con un periodismo siempre veraz, ágil, imparcial e influyente. Este proceso de digitalización en el grupo aún tiene un enorme desafío por delante”, destaca Pereyra.

Como parte de las acciones de ese proceso de tres años se enfatizó mucho en la productividad en las diferentes áreas de la empresa, se renovó y reorganizó infraestructura obsoleta de las áreas de tecnología y sistemas, se incorporó nueva tecnología en pre-prensa, y dotación de equipamiento automatizado en el departamento de imprenta comercial.

Igualmente se implementaron modelos de monetización digital con cambios en el portal digital, incorporando herramientas de Big Data que permitirán la medición del comportamiento de los lectores, de manera que permita mejorar los contenidos en función a las preferencias de los lectores, la incursión en modelos de Banded Content, rediseño del portal editorial bajo la modalidad Mobile First, e implementación de un sistema de procesamiento de información que permitirá en corto plazo la incorporación de una parte de las innovaciones.

EL DEBER tiene la audiencia digital más grande de un medio de comunicación en Bolivia, con más de seis millones de usuarios únicos por mes, y más de tres millones de seguidores por Facebook, Twitter, Instagram y YouTube.