Escucha esta nota aquí

Para los amantes del vino, conocer el origen y las características de la  variedad que consumen es muy necesario. En Bolivia se producen muchos tipos de vinos con ingredientes, texturas, aromas y sabores muy distintos y que solo un profesional o alguien con mucha experiencia puede distinguir.

La clasificación de los vinos puede llegar a ser compleja y no se trata únicamente de diferenciarlos por el color; existen otros aspectos claves que ayudan a clasificarlos, como el azúcar y la edad. A continuación, unos tips para quedar como un experto.

Color

Blanco. Este vino se elabora sin hollejo (la piel de la uva) y únicamente se fermenta el mosto (zumo). Los compañeros ideales son las carnes blancas como pescado o pollo, también los mariscos, pastas y quesos de sabor suave

Rosado. Se fermenta igual que el blanco, pero con una maceración inicial de varias horas hasta alcanzar el color deseado.  Es un acompañante muy sutil para platos ligeros, aperitivos, recetas con huevos, arroz con mariscos y preparaciones con verduras

Tinto. Se elabora con el hollejo y el mosto. Se pueden maridar con carnes rojas para potenciar su sabor y con quesos intensos.

Cantidad de azúcar

Se refiere al porcentaje de azúcar que tienen en su composición. Para el enófilo boliviano Romano Paz esto tiene que ver más con el momento de la cosecha y la variedad de la uva.

Por ejemplo, los vinos de cosecha tardía se llaman así porque la uva se cosechó casi deshidratada, por lo tanto, tiene mayor concentración de azúcar en un menor porcentaje de agua, dando como resultado vinos con un dulce natural.

Edad

La clasificación básica contempla a los vinos jóvenes, llamados así porque no tienen una maduración en barrica de madera, lo que hace que tengan vida corta en botella, entre 3 y 5 años.

Luego están los vinos de crianza, reserva y gran reserva, que sí tienen maduración en barrica, por lo cual tienen mayor tiempo de vida y es durante este proceso de añejamiento donde adquieren notas terciarias, que son los aromas.

No todos los vinos pasan por barrica, pero sí por botella.

¿El vino tiene una duración limitada?

La respuesta es sí. El vino va envejeciendo a lo largo de los años hasta alcanzar su mejor versión, una vez atraviesa este periodo se inicia el declive y la bajada de calidad. Esto depende de la edad.

¿A qué temperatura se sirven?

La temperatura puede alterar mucho el sabor del vino y es un factor determinante a la hora de servir uno y poder disfrutar de éste, de hecho, uno de los motivos por los que muchos consumidores no lo disfrutan es que no se lo sirve a la temperatura correcta.

Entonces, ¿no deben servirse a temperatura ambiente? Sí y no. Depende mucho de cuál sea la temperatura ambiente, por ejemplo, los vinos tintos de reserva y gran reserva pueden servirse perfectamente a temperaturas entre los 16 y 18 grados. Por otro lado, vinos dulces, rosados y blancos no deberían exceder los 12 grados. 

Así que ya lo sabe, procure servirlos a la temperatura adecuada porque si se beben más calientes o más fríos de lo recomendable, se puede estropear su sabor y sus aromas originales

Comentarios