Escucha esta nota aquí

Tétrico. Dos niños, de 4 y 7 años, fueron encontrados por su abuelo ahogados en un turril con agua fría en Potosí. Cuando acudió a buscar a los niños a su casa en la calle Pizarro de la capital potosina, la madre le dijo al abuelito que no estaban con ella y que se los había llevado su pareja. Sin embargo, al entrar en la casa, el hombre encontró a sus nietos sumergidos en agua en un turril.

La fiscal departamental Roxana Choque, informó que los sospechosos de cometer el crimen son ambos progenitores; la mujer, de 24 años, que fue aprehendida en el lugar del hecho, mientras el varón está prófugo y es buscado por la Policía.

Versiones de los mismos vecinos y conocidos permitieron conocer que la pareja no estaba casada y tampoco convivían juntos ya que tenían constantes conflictos, pero ambos tenían la tenencia compartida de los niños.

“Contamos con declaraciones de algunos familiares y otros vecinos que indican que los pequeños estaban descuidados y sufrían constantes agresiones sicológicas y físicas por parte de la madre, por eso, además de prestar su declaración informativa, la mujer será evaluada sicológicamente”, explicó la autoridad.

Este es el segundo caso de doble infanticidio que se produce en Potosí en los últimos meses. El primero fue registrado el mes de diciembre del 2019, pero recién se descubrió hace una semana cuando los cadáveres de los niños de un año y medio el mayor, y de cuatro meses el menor, fueron hallados en cercanías de un botadero después que su madre confesara el crimen.

La fiscal departamental Choque indicó que, presuntamente, la madre había dejado en la noche a los niños para salir a un acontecimiento social con su actual pareja. El caso sigue en investigación. La fiscal señaló que la madre no admitió culpa. / EC

Comentarios