Escucha esta nota aquí

Una investigación de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF) detectó movimientos sospechosos por más de Bs 6 millones en las cuentas del candidato presidencial por el MAS, Luis Arce Catacora, su esposa y los dos hijos del postulante. Estos últimos hicieron las transacciones cuando tenían menos de 21 años.

El candidato Arce guardó silencio, mientras que uno de los voceros de campaña del MAS, Sebastián Michel, aseguró que el candidato aludido estaba de gira por el país y que emitiría un comunicado que no se conoció hasta el cierre de edición.

Evo Morales, desde Buenos Aires, no hizo referencia directa al caso, simplemente comentó por Twitter: “ Lucho Arce no sólo fue el mejor ministro de Economía de América Latina. Además de proteger nuestra economía de las crisis de 2008 y 2015, garantizó crecimiento económico y desarrollo social” en Bolivia.

La denuncia fue realizada por el Contralor General del Estado, Alberto Javier Morales, en base a un informe de la Unidad de Investigaciones Financieras (UIF).

“Este documento fue notificado a la Procuraduría el 24 de septiembre de este año y corresponde a una solicitud presentada por esta institución el 20 de enero de este año”, explicó la autoridad.

El hallazgo se establece después de varios meses de investigación financiera y concluye en que hay indicios de que Luis Arce Catacora y su esposa Lourdes Durán “ajustaron su accionar a la conducta delictiva de legitimación de ganancias ilícitas”.

Los hijos

EL DEBER tuvo acceso a este documento. En cuanto a los hijos de Arce Catacora, L.M.A.M. y R.E.A.M., el informe de la UIF advierte que “registran préstamos bancarios por importes de Bs 334.560 y Bs 537.248, para los cuales hicieron aporte propio de Bs 83.640 y Bs 230.000. El informe señala que no se conoce el origen de tales fondos, porque no existe registro de que hubieran retirado esos montos en fechas próximas. Asimismo, llama la atención que ambos hijos del candidato tenían 20 años de edad cuando realizaron las transacciones mencionadas.

El viceministro de lucha contra la corrupción, Guido Gustavo Melgar, aseguró que no existe correlación entre lo que Arce debió ganar en un año, con los movimientos bancarios que realizó no solamente él, sino su esposa.

Además, hizo notar que los préstamos de sus dos hijos eran para la “compra de inmuebles, cuando los jóvenes no tenían siquiera cuentas en los bancos. ¿De dónde sacaron el dinero para hacer estas compras?”.

Además, anunció que esta semana el Gobierno presentará la denuncia penal ante la Fiscalía. “En cuanto a viajes, el candidato Arce debe responder “por qué tanto viajaba a Panamá, Uruguay y Paraguay”.

El diputado del MAS Víctor Borda manifestó que llama la atención que la información se dé a conocer justo un día después de que la Asamblea Legislativa observó a “este procurador y exigió su destitución porque atendió a una empresa privada durante una demanda contra el Estado”.

Alberto Javier Morales respondió que eso ocurrió hace más de cinco años, que fue solamente un recurso, no un proceso, y que está dispuesto a dejar su cargo.

Borda dijo que asesorar a ONG no es delito y subrayó que si es que quieren procesarlo por el delito de legitimación de ganancias ilícitas, deben demostrarle narcotráfico o un tipo grave de corrupción.

El detalle

El Procurador dijo que la UIF lo investigó del 2006 al 31 de enero de 2020 y “evidencia movimientos económicos anómalos, irregulares y sin justificación legítima en las cuentas del exministro y su familia”. Esas anomalías , explicó, consisten en traspasos de dinero de fuentes ilícitas, flujos desconocidos vinculados a su cargo, e incrementos patrimoniales, todos ellos desproporcionados y compatibles con enriquecimiento ilícito. 

Dinero del candidato y su esposa

Arce recibió depósitos de personal dependiente del Ministerio de Economía, por Bs 310.647, de 2011 a 2019. El Procurador relacionó esto con denuncias de funcionarios que eran obligados “a pagar diezmos y a participar obligatoriamente en campañas. ¿De dónde se deduce que un empleado público haga depósitos en la cuenta particular de la principal autoridad de esta entidad? No hay justificación ni motivo legal”.

El 6 de junio de 2015, su cuenta registra depósitos de particulares. Por ejemplo, una de Bs 120 mil, por concepto de “actividad ganadera”. El procurador comentó que “es la primera vez que escucho que el exministro de Economía hubiera sido empresario ganadero. La declaración del movimiento por esta suma es falsa, porque la UIF verificó en Senasag, y nadie de su familia se dedica a esto”.

El 3 de marzo de 2018, Germán Villarroel, Gerente Distrital del Servicio Nacional de Impuestos, (dependiente del Ministerio de Economía), le depositó Bs 16.100, sin justificación alguna.

Se verificaron también depósitos que oscilan entre Bs 276.343 y $us 14.573 de diferentes personas jurídicas: Consejo de la judicatura, Shell Bolivia –por servicios, United Nations, YPFB Transporte y Andina S.A., Banco Interamericano de Desarrollo –Traspaso BIS, Sociedad Boliviana de Cemento – Traspaso BCR, Instituto del Cemento y el Hormigón.

El informe señala que al parecer se trata de depósitos y cobros por concepto de consultorías a distintas empresas como organismos internacionales. Estas actividades no están acordes a su comportamiento tributario. “Impuestos nacionales informa que Arce no tendría declaraciones por ingresos percibidos por actividades ajenas al cargo de Ministro o docente de la UMSA”, dijo.

Los últimos cinco años, Arce retiró Bs 1.132.496 para operaciones como compra de vehículo, compra de terreno, o compra de acciones en el Golf Country.

El informe de la UIF puso ojo en traspasos recurrentes a Helory Deysi Soria Soto, secretaria Personal de Luis Arce, quien recibió Bs 689.441 (en 57 operaciones).

Además, llamó la atención el traspaso de dinero al dirigente de de la Csutcb, Fausto Genaro Flores, por la suma de Bs 139.400. Ambas no tienen respaldo. 

La esposa de Arce, por su parte, recibió depósitos Bs 1.742.273,71 y $us 49.974, en efectivo y traspasos considerados sospechosos dada la cuantía y modalidad. Se desconoce el origen de los fondos y el motivo.

Lo mismo, Bs 779.400, de 2011 a 2019 por depósitos propios que no registran retiros ni préstamos en fechas próximas, por lo que se desconoce el origen de los fondos.

Recibió Bs 216.000, de 2010 a 2019, provenientes de funcionarios del Banco Unión (donde ella ocupaba un alto cargo).”Se trata de un abuso del jefe con relación al personal del Banco Unión. Hacen depósitos desde 6.000 hasta Bs 40.000. Uno de ellos tiene un pago mensual de enero de 2010 a mayo de 2017 de Bs 77.600. Respecto a Arce, el informe dice que se podría inferir también incumplimiento de deberes, enriquecimiento ilícito, favorecimiento al mismo y delitos tributarios vinculados a consultorías.