Escucha esta nota aquí

La versión del Gobierno boliviano de que Argentina, durante la presidencia de Mauricio Macri, envió armamento al gobierno transitorio de Jeanine Áñez para ejecutar actos de terrorismo, sedición y conspiración ha encontrado cinco elementos que la ponen en duda.

El 8 de julio, el ministro de Relaciones Exteriores de Bolivia, Rogelio Mayta, denunció que “el gobierno de Mauricio Macri aportó material letal para que se pueda reprimir la protesta social y consolidar el gobierno que rompía el orden constitucional en Bolivia”, reseñó el diario La Nación.

Como prueba de sus afirmaciones el canciller boliviano presentó una carta de agradecimiento firmada supuestamente por el excomandante de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB), Gonzalo Terceros, que incluye un detalle del material recibido. Entre otros elementos se mencionan: 40.000 cartuchos AT (Anti tumulto) 12/70, gases lacrimógenos y granadas de gas. Todos elementos no letales.

En contrapartida, el ministro de Defensa, Edmundo Novillo, admitió ayer a EL DEBER que la carta de agradecimiento mencionaba una lista de “un material bélico de agentes químicos, así está descrito”, y advirtió que la Fuerza Aérea tiene otro listado que presentará a la Fiscalía, en la que se detalla que la FAB no sólo recibió esos ítems, sino otros, y dijo que se debe indagar si se trata material letal o no.

El segundo elemento es que Terceros, actualmente detenido en Palmasola, renunció a la jefatura de la FAB el día antes de que supuestamente enviara la carta al embajador argentino.

Su abogado, Jorge Santistevan dijo que el 13 de noviembre de 2019 el excomandante de la FAB “estuvo toda la mañana en el Palacio de Gobierno, y eso es muy fácil de demostrar con el libro de entradas y salidas. Ese mismo día fue relevado de su cargo y reemplazado por el general Orellana”.

La cúpula militar renunció el 12 de noviembre de 2019. En la entrevista que concedió Jeanine Áñez a CNN, en su primer contacto mediático como presidenta de transición, dijo que los militares renunciaron luego de reunirse con ella tras de su posesión.

El 13 de noviembre, fecha en la que Terceros supuestamente envió la carta, la exmandataria posesionó a las nuevas autoridades del Mando Militar.

Es decir que, como señala su abogado, “el general Terceros pasó al servicio pasivo un día antes de lo que está fechada la carta”.

Por este motivo, como tercer elemento, el defensor aseguró que la firma de su cliente fue falsificada y que será sometida a un peritaje para verificar la autenticidad de la rúbrica.

“Hay un elemento que llama poderosamente la atención. Que un militar, con conocimiento del arte y carrera militar, vaya a cometer un error garrafal en el siguiente término: ‘me permito comunicarle (al embajador) que se recibió el siguiente material bélico de agentes químicos’, ¿cómo es esa contradicción? ‘Material bélico de agentes químicos’, esa es una falla garrafal que no la hace un militar bien preparado”, cuestionó en entrevista con radio Compañera.

El expresidente argentino Mauricio Macri comentó al respecto: “Estamos hablando de una denuncia con una carta que aquel que dicen que la hizo declara que le falsificaron la firma, el embajador nuestro dice que jamás vio la carta y habrá que investigar, en serio, de dónde salió esa carta, quién falsificó esa carta, porque acá nadie vio esa carta”, afirmó

¿Fue Morales?

El cuarto elemento contradictorio se produjo cuando la ministra de Seguridad de Argentina, Sabina Frederic, admitió que el 7 de noviembre de 2019 se inició el proceso de ingreso de los pertrechos argentinos al país, tres días antes de que Evo Morales renunciara a la Presidencia (el 10).

Frederic informó que la Agencia Nacional de Materiales Controlados (Anmac) inició el trámite para enviar el material a Bolivia el 7 de noviembre de 2019, cuando todavía estaban en funciones Evo Morales y sus ministros.

“La Anmac, en la denuncia, en uno de sus párrafos, (dice) que hubo una modificación en la regulación del 7 de noviembre, que homologa la situación de pedido de autorización de fuerza de seguridad y un particular”, resaltó la ministra argentina.

Al respecto, el ministro Novillo señaló que desconoce esa situación y pidió a la autoridad argentina que presente pruebas documentadas para sustentarlo.

El exembajador de Argentina en Bolivia Normando Álvarez aseguró que nunca recibió este material. En la semana, la Policía también dijo que no conocía nada. Pero el miércoles, el comandante de la Policía, Jhonny Aguilera, afirmó que en los depósitos de esa institución continúa parte del armamento que fue transportado desde Argentina en noviembre de 2019 y anunció que indagará sobre los uniformados que recogieron dicho material de la aeronave argentina que arribó a El Alto.

Macri, el expresidente del vecino país, comentó que “no es creíble” que la Policía Boliviana admitiera que parte de los gases y municiones siguen en sus depósitos. “¿Por qué elementos que debería tener la gendarmería en la embajada puedan aparecer en un galpón? ¿Por qué vamos a creer que esos pertrechos existían y en ese lugar?”, acotó.



Comentarios