Escucha esta nota aquí

Carolina Ribera, hija de la expresidenta Jeanine Áñez, pidió con carteles al presidente Luis Arce en Trinidad que liberen a su madre. La Policía trató de detenerla y obstaculizó su reclamo en vísperas del aniversario del Beni. El mandatario arribó ayer al finalizar la tarde a la capital beniana para participar de los actos de festejos a la región.

“¡Liberen a mi madre, liberen a mi madre!”, gritó Carolina Ribera en el momento en el que la cápsula de seguridad presidencial ingresaba al campus universitario de Trinidad, donde se realizaron los actos de homenaje al departamento. Mientras exigía la liberación de su madre, los uniformados la persiguieron por unos segundos y la retuvieron.

Hubo forcejeos entre los policías y la hija de la exmandataria. Intentaron quitarle el cartel con el que exigía la liberación de su madre. Al final, el cuadro quedó roto. Amigos de Ribera tuvieron que intervenir y evitaron que la Policía la detuviera por más tiempo.

En las imágenes se ve a Carolina Ribera exponiendo su cartel ante un grupo de policías que resguardaba el ingreso al campus universitario de Trinidad. No hubo ninguna reacción en ese momento y cuando la cápsula presidencial ingresó al lugar, la hija de Áñez intentó mostrar su mensaje al presidente Arce. Ahí, la Policía la persiguió y es donde hubo los forcejeos. Luego, la situación se calmó.

El mandatario fue invitado a participar en los actos protocolares en conmemoración de los 180 años de la fundación del departamento de Beni. En el evento participaron autoridades nacionales y regionales. El vicepresidente David Choquehuanca también participó de los actos de festejos.

En la cárcel

Jeanine Áñez está encarcelada desde marzo pasado dentro de un proceso iniciado en su contra. El MAS la acusa de delitos como conspiración, terrorismo y sedición dentro el caso de supuesto “golpe de Estado”.

El oficialismo inició una decena de procesos en contra de Jeanine Áñez, algunos por la vía ordinaria y otros juicios de responsabilidades que debe aprobar la Asamblea Legislativa Plurinacional, aunque Evo Morales y sus allegados consideran que estos últimos no corresponden porque eso supondría reconocer la legalidad de la transición de Áñez.

La defensa de la expresidenta denunció que la intención de someterla a un proceso ordinario por el caso de la Empresa Boliviana de Alimentos (EBA) es contraria a las leyes, pues el caso se refiere a que la persona que designó como gerente general de esa entidad no tenía un título en provisión nacional, un requisito exigido para quienes quieran ejercer cargos públicos.

Áñez se encuentra en el penal de Miraflores, en La Paz, y tiene un cuadro de salud debilitado, según sus abogados. Ahora, el Tribunal Constitucional Plurinacional (TCP) decidirá si la exmandataria es juzgada por la vía ordinaria o por juicio de responsabilidades.

La familia de Áñez radica en Trinidad, donde ayer llegaron Arce y Choquehuanca. Carolina Ribera cuestionó a la justicia por alargar su detención preventiva sin la presencia de pruebas.

Comentarios