Escucha esta nota aquí

No solo en el Vaticano sino también en Bolivia. La Iglesia católica en el país asume medidas preventivas ante el coronavirus. Si bien aún no se registró ningún caso en territorio nacional, desde ayer en algunas parroquias se comenzó a repartir la hostia de comunión en las manos y no en la boca, además de solicitar que, por ahora, no se realice el abrazo de paz.

El monseñor Ricardo Centellas, presidente de la Conferencia Episcopal de Bolivia (CEB), confirmó a EL DEBER que algunos párrocos dieron esas instrucciones tomando en cuenta que el contacto físico puede ser una forma de contagio de la epidemia que mantiene en vilo al mundo.

Durante las próximas jornadas habrá una reunión de la cúpula del clero para emitir un instructivo que instituya esas prácticas para cuidar a los feligreses y también se comenzó a distribuir volantes con los detalles del virus que surgió en China.

El representante episcopal, en contacto telefónico, manifestó que “hay que asumir acciones preventivas, ya se las están tomando en muchos templos. La comunión en la mano y no practicar el abrazo de paz”.

En el Vaticano

Ayer en la santa sede, el papa Francisco celebró el ‘Angelus’ por streaming desde una biblioteca, para cumplir así con las medidas exigidas en Italia para contener el virus.

Si bien ese tipo de medidas extremas no se aplican en Bolivia, muchos sacerdotes de origen extranjero que cumplen misión en Bolivia, creen que se deben encarar tareas preventivas para que no haya personas infectadas con el mal.

En las parroquias La Santa Cruz y María Auxiliadora de la capital cruceña se dieron las recomendaciones en ese sentido en la jornada de ayer.

Aplicarán alcohol en spray

Monseñor Eugenio Scarpellini, de origen italiano, segunda nación con mayor número de casos después de China, organizará conversatorios con los integrantes de su diócesis en El Alto. “Tendremos a un médico que se reunirá con agentes pastorales para que nos comente las medidas preventivas. También participarán sacerdotes y diáconos”.

También repartirán en algunas parroquias de esa urbe alcohol en spray mezclado con ciertos medicamentos, para desinfectar las manos con un efecto por más horas antes de las celebraciones.

“Estamos preparando junto con el hospital Sagrado Corazón de Jesús las charlas y repartiremos muestras para encarar una campaña más amplia. Si hubiera un riesgo efectivo, como Iglesia tendremos también que asumir acciones”, complementó.

Contó que permanece muy pendiente de lo que sucede en el mundo, sobre todo en Italia, donde tiene amigos y familiares. Justo uno de sus conocidos perdió la vida en los últimos días por el coronavirus. “Yo soy de Bérgamo, uno de los lugares donde existe un foco fuerte y estoy en contacto para ver cómo hacen allá para evitar el contagio”, acotó.

En la Fiscalía usarán barbijos

El Ministerio Público emitió en las últimas horas un instructivo en el que detalla que todos sus personeros utilizarán a partir de hoy barbijos en los espacios de atención al público, además de poner a disposición de las personas que acuden a sus instalaciones, alcohol en gel para desinfectarse las manos.

Sistemas sanitarios débiles

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que enviará equipos de especialistas a países con sistemas sanitarios considerados “débiles”. Entre las naciones a las que arribarán esos grupos están: Venezuela, Honduras, Guatemala, Nicaragua, Bolivia y Paraguay.

Desde la semana que viene enviaremos equipos a países particulares con sistemas sanitarios débiles para revisar lo que han hecho, sus planes nacionales y normas establecidas, sus sistemas de seguimiento”, dijo la directora de la OPS, Carissa F. Etienne desde Estados Unidos.

Comentarios