Escucha esta nota aquí

Lo que inició como un incendio de pastizales sobre la avenida G77+China, terminó afectando con más de 1.700 hectáreas, perjudicando 26 vuelos nacionales, uno internacional, 2.600 pasajeros y, además, causando daños a vehículos estacionados y almacenes dentro de los predios del Aeropuerto Internacional Viru Viru.

El ministro de Obras Públicas, Edgar Montaño, indicó que se investigará quienes provocaron el incendio para aplicar las sanciones correspondientes.

“Vamos a investigar este incendio porque no pudo ser originado por un fenómeno climático, ojalá no sea un sabotaje a la reactivación económica”, dijo Montaño.

Además, detalló que más de 120 bomberos de diferentes unidades trataron de controlar el incendio, pero hasta las 20:00 del domingo aún existían algunos focos activos.

Montaño precisó que el fuego inició en la G77 y avanzó ocho kilómetros hasta llegar a los predios de Viru Viru, se extendió hasta la avenida Cristo Redentor y amenazó a las urbanizaciones y barrios.

Alertas

Los vecinos que viven por la G77 y hasta los conductores que circulaban por la zona, empezaron a pedir ayuda a través de las redes sociales pasado el mediodía de ayer, al ver que los pastizales eran consumidos rápidamente.

Hasta las 15:00 el fuego ya había ingresado a los predios del aeropuerto y afectado un galpón, donde los bomberos de Viru Viru y de la Unidad Urbana de Bomberos y Rescates (UUBR), empezaron la tarea para controlar el fuego que hasta las 18:00 lograron sofocar.

La densa humareda preocupó a la gente que podía ver el incendio desde sus terrazas desde la capital cruceña y hasta de Satélite Norte (Warnes), sumándose al reclamo para que las autoridades sancionen a los responsables del fuego, ya que no es la primera vez que ocurren los incendios de magnitud.

Por la magnitud del incendio, también los bomberos de Rescate Urbano, de la Policía y del municipio se desplazaron a diferentes puntos, incluso algunos vecinos ayudaron, con baldes y mangueras para apagar las llamas, también lograron rescatar a algunos animales silvestres que escapaban del fuego.

Complicaciones

Las primeras unidades de bomberos que llegaron a sofocar el incendio fueron rebasadas, por ello todas las unidades tuvieron que intervenir en un trabajo que se extendió hasta altas horas de la noche.

El director de Gestión de Riesgo y Emergencia Municipal, Rodney Borda, señaló que todos sus carros bomberos y el personal se desplazó a la zona desde mediodía, pero además de tratar de controlar el fuego luchaban para que no se reactiven por los fuertes vientos que se registraban la jornada dominical.

La pronosticadora del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi), Christina Chirinos, indicó que los vientos superaron los 60 kilómetros por hora, con dirección sur. “Los vientos cuando superan los 30 kilómetros por hora ayudan a que se propaguen los incendios”, precisó.



Comentarios