Escucha esta nota aquí

Los jugadores de Independiente se declararon ayer en paro en protesta por la falta de pagos de sus sueldos y, al mismo tiempo, reclamando atención de su dirigencia porque –según dicen- se sienten abandonados.

Ya llegó un punto que pasa los límites y todos decidimos que no hay otra manera de hacer sentir nuestro descontento con la dirigencia, pero  no aparecen, no dan la cara. Hay muchas cosas que no están bien, la gente de afuera piensa distinto pero no es así”, expresó el capitán Mijail Avilés, haciendo de vocero y rodeado del resto del plantel.

Los futbolistas se presentaron al entrenamiento matinal de ayer pero en lugar de la práctica convocaron a la prensa para hacer conocer su queja y decisión. En ningún momento se mencionó siquiera la posibilidad de no presentarse al partido de hoy ante Wilstermann en Cochabamba.

El líder del grupo evitó ingresar en detalles respecto a sus demandas concretas, pero dejó claro que exigen la presencia de los dirigentes para solucionar “problemas internos”.


Comentarios