Edición Impresa

INRA, instrumento del colonialismo andino

Jimmy Ortiz 2/7/2021 05:00

Escucha esta nota aquí

El Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), se ha transformado en el brazo operativo del colonialismo andino en Santa Cruz. Con ellos persiguen un afán geopolítico de ocupación del territorio rebelde para, a partir de su apropiación, distorsionar y destruir nuestro vínculo histórico y cultural con la tierra, destruirnos finalmente como pueblo.

Nuestras tierras, están siendo distribuidas de una manera política por esta institución, entre personas acarreadas de occidente, afines al partido de gobierno, relegando a los oriundos del lugar, que son los legales y naturales beneficiarios. Lo peor de todo, es que se realiza sin el consentimiento de nuestra gobernación, menos aun de nuestras alcaldías, los verdaderos dueños de la tierra. Sus cómplices son la ABT; que no dicen nada de los desmontes ilegales donde ingresan los invasores, que destruyen nuestra bella naturaleza, y el Sernap; que no dice nada de la deforestación y los sembradíos de coca, en nuestras áreas protegidas avasalladas, este es un abuso que los cruceños no debemos permitir.

Este atropello contra Santa Cruz es, además, parte de los grandes negociados y la corrupción de las autoridades de Gobierno y del INRA en particular, con líderes masistas que negocian los traslados de gente del occidente, a quienes les cobran por asentarlos en nuestras tierras.

Quiero que le quede claro al INRA, que Santa Cruz conquistó su independencia el 14-02-1825, con la retirada del Brigadier Francisco Xavier Aguilera y la entrada del Colorao Mercado. Contamos para ellos con el único apoyo del General Belgrano, y su ejército de Las Provincias Unidas del Río de La Plata; hoy Argentina.

Cuando decidimos ser parte de Bolivia, el 6-08-1825; después de 265 años de existencia como nación, lo hicimos con 1.600.000 km² de territorio, éramos más grandes que la Bolivia actual. Entramos con nuestro propio territorio, a ser parte de esta comunidad de naciones. Con ese territorio hemos contribuido a la creación de Beni, Pando y parte de La Paz.

Las tierras son nuestras por derecho propio, no necesitamos el tutoraje colonialista de nadie para decidir sobre ellas. Esta es una reivindicación que tiene que ser encarada con toda fuerza, por nuestras autoridades, instituciones y líderes regionales. No somos colonia de nadie.

En la época colonial, nuestros ciudadanos solicitaban tierras al Cabildo, títulos que eran firmados por el Gobernador, sin necesidad de consultar al Rey, lo que implica, que ahora estamos peor que en la época de la corona española, esta situación es absolutamente inadmisible.

Si quieren acarrear gente a nuestras tierras, que se hagan las cosas como Dios manda: Que se consulte con la gobernación y las alcaldías. Que se doten tierras fiscales, respetando el uso mayor de la tierra. Que se les otorgue la infraestructura sanitaria y productiva. Que se incrementen los recursos a los municipios proporcionales a las poblaciones a ser trasladadas. Y finalmente, que se les dé el apoyo técnico para vivir en un ecosistema diferente al suyo.

La mala fe de querer desequilibrar política, racial y culturalmente Santa Cruz, no lo aceptamos, tarde o temprano esto causará un conflicto de magnitudes, cuyo responsable principal será el INRA, ya no son tiempos de mitimaes.

Comentarios