Escucha esta nota aquí

María Fernanda (26 años) fue detenida por efectivos policiales el pasado 6 de octubre por consumir bebidas alcohólicas en la vía pública. Al día siguiente apareció muerta en celdas de la Estación Policial Integrada (EPI) de la zona de Chasquipampa en la ciudad de La Paz. Hasta la fecha no se esclareció su deceso. La familia acusa que fue violada y maltratada. La Policía descartó agresiones sexuales y dice que la joven se suicidó en el lugar de su detención con un cordel que tenía oculto en su blusa.

Nely es la madre de María Fernanda y pide que la investigación sea transparente. Hay seis policías denunciados y las organizaciones de derechos humanos y legisladoras ingresaron a la indagación. Según la Policía, la joven fue detenida el 6 de octubre por consumir bebidas alcohólicas en vía pública. Los efectivos dicen que le quitaron los cordones de sus zapatos, pero ahora argumentan que María Fernanda se suicidó con el cordel de su blusa. Es una versión que la familia no cree.

“Sospechamos que hubo algo más, mi hermana tenía rasguños en la parte inferior, cerca de sus genitales, y en su cara. Mi hermana no tenía uñas (largas), mi hermana trabajaba en un restaurante y no te permiten las uñas largas en esos negocios”, relató Laura Paucara, hermana de la víctima.

La madre de María Fernanda está segura de que su hija fue abusada sexualmente por los policías que se aprovecharon porque la joven estaba bajo efectos del alcohol y por eso exigió a la Fiscalía ahondar la investigación del hecho.

“Para que no hable la mataron, no es un suicidio, sino un asesinato. Tenemos fotos que prueban lo que digo. Los policías mienten, mi hermana no se suicidó”, afirmó progenitora de la muchacha.

Ocultaron el caso

En un principio, se desconocía el informe forense. Luego, según la familia, el documento fiscal no establecía los motivos de la muerte de la joven. “No precisa el informe, solo dice que se suicidó, no dice más. No precisa por qué mi hermana tiene moretones en el cuerpo y por qué tiene rasguños”, insistió la hermana.

Ayer, el director de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen (Felcc) de la zona Sur de La Paz, Jimmy Sanga, dijo que el informe forense descarta que María Fernanda haya sido víctima de alguna agresión sexual.

“Se ha hecho un examen minucioso forense, ha salido el protocolo en el que se descarta algún tipo de agresión sexual en la víctima; sin embargo, se ha conformado una comisión de investigadores que está trabajando bajo la dirección del Ministerio Público”, detalló Sanga.

La Defensoría del Pueblo denunció que en un principio la Policía ocultó información. Ahora, se sumó la oficina de Derechos Humanos en procura de transparentar la investigación. También, un grupo de legisladoras se sumaron a la indagación.

La diputada Samanta Nogales (CC), anunció que se sumará a la investigación y solicitará peticiones de informe a la Policía y Fiscalía. “No se puede creer que en tanto tiempo no haya información clara de esta muerte”, dijo.

Comentarios