Escucha esta nota aquí

Javier Rota Baguer llegó a Alicorp en 2003 para convertirse en jefe de Trade. Luego de más de 18 años de trayectoria en la empresa, en la que ha ocupado otros cargos como gerente de Marketing y director de Negocios para el Cono Sur, fue designado este año como Country Manager de Alicorp en Bolivia.

_¿Cómo recibe su designación para dirigir la operación en el mercado boliviano?
Recibí esta designación con alegría y compromiso pues Bolivia es un país maravilloso en el que Alicorp lleva varios años desarrollando industria. Al mismo tiempo, considero que se trata de un reto profesional muy desafiante, ya que el mercado boliviano tiene características únicas que ofrecen mucho potencial de crecimiento para los negocios que desarrollamos en el país, consumo masivo y molienda de granos.

_¿Cuál es el plan de la firma para el mediano plazo en el país?
En Bolivia, somos una de las empresas líderes en consumo masivo y en el sector agroindustrial. En este marco, nuestra perspectiva es continuar creciendo en consumo masivo con nuestro amplio y diverso portafolio de marcas, entre ellas la familia del emblemático aceite Fino, Sabrosa, Karina, Don Vittorio, Plusbelle, Nutregal, Bolívar, Uno, Sapolio, Opal y Regia.

Por ejemplo, la familia del emblemático aceite Fino ha ido incorporando en el tiempo otras variedades como Fino Light, Fino DHA y, este 2021, lanzamos Fino Oliva y ahora mismo estamos lanzando Fino Defensas, fortificado con vitaminas. Con esta misma lógica, en los últimos años hemos lanzado nuevas variedades al mercado, como el fideo fortificado Nutregal que complementa la propuesta de valor de nuestro portafolio de pastas, junto a Don Vittorio.

También Bolívar, que comenzó siendo un jabón de ropa en barra, evolucionó hasta convertirse en una marca de detergente en polvo y suavizante, y ahora forma parte de nuestro amplio portafolio de productos de limpieza para distintos segmentos, preferencias y necesidades, junto a Uno y Sapolio. En paralelo, buscamos consolidarnos como los primeros del sector agroindustrial en producción, exportación y empleo.

_¿Cómo ha impactado la pandemia en sus operaciones?
Alicorp Bolivia afrontó la nueva realidad de la pandemia con creatividad y profesionalismo, para así cumplir desde el primer momento con nuestro triple compromiso: asegurar el abastecimiento del mercado, cuidar a nuestros trabajadores y apoyar en la mitigación del impacto del covid-19 en nuestra comunidad, especialmente ayudando a los profesionales en la primera línea de acción y a la población en situación vulnerable. En ese contexto, en tiempo récord, logramos optimizar y hacer más eficiente la distribución nacional, ampliando nuestra red, incluyendo algunos canales no tradicionales y activando en el eje troncal el servicio de entrega a zonas y condominios, que tuvo gran aceptación entre los consumidores.

En cuanto a nuestra área de molienda, durante la pandemia nos enfocamos en implementar soluciones digitales para los más de 1.200 agricultores dedicados al cultivo de soya y girasol, que forman parte de nuestra cadena de valor. Para ellos, desarrollamos nuestro chatbot Felipe, un asistente virtual que les brinda soporte en tiempo real a través de WhatsApp, y ofrecimos capacitaciones virtuales en temas como nutrición vegetal, perspectiva climática, mercado y otros sugeridos por ellos mismos.

Por otra parte, buscando retribuir la confianza que deposita la comunidad en nosotros, desde abril de 2019 y durante la etapa más dura de la pandemia, desarrollamos nuestra campaña #AyudaAl-QueAyuda, con donaciones por un valor aproximado de Bs 2,8 millones, consistentes en equipos e insumos médicos para el sistema de salud. Asimismo, donamos 30.000 kits familiares de alimentos de primera necesidad y artículos de limpieza y cuidado personal.

También articulamos numerosas alianzas con otras instituciones y nuestras marcas concretaron donaciones específicas, como 6.000 kilos de detergente en polvo Bolívar donados a nueve centros de acogida de niños y adolescentes, centros de ancianos y hospitales, además de donaciones de semillas de girasol a refugios de aves y animales.

_El contrabando es un mal que afecta al país, ¿cómo encaran este problema?
Sin duda, el contrabando afecta a las empresas e industrias legalmente establecidas, reduciendo sus ventas y, por tanto, disminuyendo su capacidad de crecimiento, de inversión, de remuneración y de generación de nuevos empleos, lo que daña a la economía nacional en su conjunto. Alicorp, como todas las empresas que operan de manera formal, también ha sido impactada por este problema, especialmente en el negocio de aceites. Lamentablemente, los aceites de contrabando, además de ser una competencia ilegal, no benefician la salud de los consumidores, puesto que no incorporan vitamina A, que es obligatoria en Bolivia para mejorar la nutrición, en especial de los niños.

Existe un decreto que establece que el aceite comercializado en Bolivia debe estar fortificado con vitamina A. Los aceites de contrabando no cumplen con esta norma, tampoco tienen certificado de inocuidad alimentaria y son manipulados en dudosas condiciones sanitarias.

Comentarios