Escucha esta nota aquí

Alfredo Zamorano Burgos (17) fue atropellado cuando intentaba cruzar la avenida Cañoto sobre el primer anillo, la madrugada del lunes. La vagoneta que lo impacto lo arrastró casi 50 metros, dejándolo malherido y días después falleció; deja a un niño en la orfandad. El conductor no lo auxilió y se dio a la fuga.

El accidente fue captado por las cámaras de seguridad, donde se observa que el hecho ocurrió a las 2:38 del lunes.

De acuerdo a las imágenes, Alfredo cruzaba la vía cuando un vehículo de color plateado lo impactó y pasó por encima de él.

Una persona que también intentaba cruzar la avenida fue testigo del atropello y fue la primera en acercarse al cuerpo que quedó tendido en el suelo.

En ese momento, Alfredo aún tenía signos vitales y tras el auxilio de emergencia, fue trasladado a una clínica privada donde ayer por la tarde falleció. Tras el reporte médico que conoció la familia, se estableció el joven tenía muerte cerebral y se decidió desconectarlo del respirador artificial.

Guadalupe Helen Aguilar Escobar, tía de Alfredo, indicó que el cuadro de salud era crítico y los médicos indicaron que no tenía posibilidades de sobrevivir.

“Se lo tuvo que desconectar del respirador artificial porque ya no había nada más que hacer, se lo desconectó, pero ahora tenemos que conseguir dinero porque se debe más de 18.000 bolivianos a la clínica”, señaló Aguilar.

Investigación

Por su parte, el subdirector de Tránsito, coronel Roberto Pórcel, indicó que el accidente dejó al joven de 17 años durante tres días en estado crítico.

Además, pidió a la población que aporte con información sobre el paradero del vehículo de color plateado con placa de circulación 2373- SSY. “Realizando las pesquisas se logró identificar al motorizado, por lo que pedimos al conductor que asuma su responsabilidad y se haga presente de forma voluntaria para no agravar su situación”, dijo.

El Ministerio Público tiene conocimiento del hecho que en primera instancia se investigaba por el delito de atropello con omisión de socorro, pero con el deceso del peatón, la fiscalía considerará ampliar el delito a homicidio en accidente de tránsito.

Mientras tanto, la familia está en busca de recursos para cubrir los gastos médicos que demandó la atención de Alfredo en la clínica.

Pérdida

Yolanda Burgos, mamá de Alfredo, pidió ayuda para que encuentren al autor del hecho, ya que por este accidente perdió a su hijo que el pasado 17 de agosto había cumplido sus 17 años. El joven deja a un niño de 1 año en la orfandad.

Las autoridades policiales piden mayor precaución a la hora de conducir y no transitar con exceso de velocidad, evitando accidentes que terminan en tragedias.

Comentarios