Escucha esta nota aquí

El impacto de la cuarentena producto del Covid-19, golpea con más fuerza a los jóvenes que tienen entre 16 y 28 años en comparación con el resto de la población económicamente activa, pues de acuerdo con un informe del Instituto Nacional de Estadística (INE), ese grupo etario registra una tasa de desempleo del 19,8%, un porcentaje muy por encima de la media que en la zona urbana del país es de un 8,7%.

Sobre el tema, Humberto Arandia, director general del INE, precisó que mientras los más jóvenes registran un índice de desempleo de un 19,8%, los que no pertenecen a este grupo poblacional suman el 10,7%, generando una brecha de hasta el 9,1%.

Arandia considera que esa brecha es preocupante por lo que se deben poner en marcha políticas económicas asociadas a mejorar el empleo en jóvenes y mujeres. Este último también son el otro grupo de la población que registra una mayor tasa de desocupación que en octubre se ubicó en un 11,2%, mientras que en la de los hombres el índice fue del 6,8%.

“En el caso de las mujeres, este porcentaje se mantiene estable desde julio de 2020; mientras que en el de los varones, que estaba en el mismo porcentaje, hasta octubre bajó a un 6,8%, lo que significa que el mercado laboral no está generando las condiciones necesarias para que las mujeres encuentren trabajo”, hizo notar Arandia.

Al respecto, Waldo López, expresidente del Colegio de Economistas de Bolivia, sostuvo que históricamente el acceso a una fuente laboral fue más limitado para los jóvenes y las mujeres.

En el caso de los más jóvenes, López señaló que la creación de nuevos puestos de trabajo es más lenta en comparación con la incorporación de nueva mano de obra al mercado laboral.

Se pensaba que era un problema del salario mínimo y que los jóvenes no estaban dispuestos a ganar poco, pero en la actualidad un técnico gana un salario mínimo, por lo que el problema es la falta de nuevas fuentes laborales”, resaltó López.

En tanto que el economista Jhonny Mercado, subrayó que para tratar de reducir la brecha entre los jóvenes que buscan su primer trabajo y los que ya tienen uno, el Gobierno debe potenciar los programas Mi primer trabajo y otros, con el objetivo de generar mayores posibilidades laborales a la nueva población activamente económica.

Desempeño económico

Arandia puntualizó que, debido a las políticas erradas del Gobierno de Jeanine Áñez, la contracción económica a septiembre fue negativa en un 10,4%, cifra que explica la realidad del desempleo que en julio de 2020 alcanzó su pico más alto con un 11,6%.

Así, el informe del INE indica que a septiembre de 2020, el Índice Global de la Actividad Económica (IGAE), que representa una estimación a corto plazo de la actividad económica, registra una tasa de variación acumulada negativa del 10,4% que es ligeramente inferior a la observada en junio cuando llegó a un -11,11%.

Esta leve mejora, de acuerdo con Mercado se debe a la reducción gradual de las restricciones sanitarias impuestas, algo que está permitiendo a los agentes económicos una mejor posibilidad de trabajar sin grandes limitaciones.

Hasta septiembre, los sectores que registraron una mayor contracción económica fueron minerales metálicos y no metálicos con un -36,46%; la construcción que se ubicó con un -35,82% y el transporte y almacenamiento que registró un -20,61%.

Comentarios