Escucha esta nota aquí

Los comerciantes de oro de La Ramada han sido víctimas de asaltos desde julio, cuando la urbe estaba en pleno confinamiento.

El último robo ocurrió la semana pasada en una joyería de la calle Muchirí, en el corazón mismo del mercado La Ramada, donde encapuchados armados rompieron las vitrinas del negocio y se robaron joyas valuadas en miles de dólares. EL DEBER conoció sobre otro cuantioso asalto de alhajas que es de conocimiento de la Policía, pero que no había salido a la luz.

El caso data del 22 de julio, en medio de la cuarentena por el coronavirus, en la joyería Nieves, de la misma calle Muchirí, protagonizado por tres mujeres y dos hombres.

La dueña del negocio, Lourdes Estaca, contó: “ese día llegué temprano, poco antes de las siete de la mañana. De la caja fuerte donde dejamos guardado todo lo que vendemos, sacaba los estuches o sacos de joyas para colocarlos en las vitrinas. En eso tres mujeres se acercaron y entraron a mi joyería, una se pasó al fondo y me trancó el paso para que yo me quede afuera, mientras dos hombres distraían a otros vecinos de una joyería que funciona al lado. Se robaron todo, se fueron corriendo y subieron a un auto de color blanco”.

La denuncia fue de conocimiento de la Policía, pero hasta el momento no se aclaró este hecho. Al parecer los ladrones eran extranjeros.

La dueña de la joyería Nieves dijo que los ladrones se llevaron joyas de oro de 18 quilates, por un valor que se estima supera los 100.000 dólares. “Es increíble; se robaron todos los estuches con anillos de matrimonio, de chola, cadenas y muchas alhajas de variedad”, contó la afectada.

Cuando los ladrones salían de la joyería Nieves con los estuches en su poder, incluso dejaron caer algunas joyas en su apuro por subir a un auto que los estaba esperando. “Yo recogí anillos que tumbaron al suelo”, dijo Juan Carlos Olmos, dueño de otra joyería que está al lado y que se solidarizó con la señora Lourdes.

“Cuando me robaron, las tres mujeres y los dos hombres estaban muy bien organizados, parece que habían hecho seguimiento. En ese momento no podía hablar, quedé en shock”, dijo la mujer al afirmar que el capital que le robaron era producto del trabajo de más de 15 años.

Hechos violentos

Después de este robo, hubo otros en los meses posteriores. Los dueños y los representantes de joyeros creen que los autores pueden ser extranjeros.

El 6 de septiembre, sujetos armados irrumpieron en una joyería para llevarse objetos por un valor de más de $us 30.000.

El jueves pasado en la calle Muchirí, a una cuadra de la joyería Nieves, delincuentes armados y con barbijos también se robaron joyas de las vitrinas por valor de casi $us 50.000.

La Policía desplazó a agentes para realizar rastrillajes y ejecutar pesquisas, pero aún no se tienen pistas concretas para dar con los delincuentes.

De momento los investigadores solo tienen las imágenes captadas por las cámaras de seguridad.

Raúl Salazar, presidente de los joyeros, manifestó a EL DEBER que en la zona del mercado La Ramada hay alrededor de 45 joyerías. El robo más grave fue el que se registró a la joyería Nieves, aunque también recordó que hubo otros hechos en la zona donde trabaja y en los negocios que están en la calle Charcas, en la zona de Los Pozos.

El dirigente afirmó que la Policía ya realiza acciones, se reunió y escuchó la preocupación de los joyeros. “Trabajamos por nuestras familias, es difícil conservar este negocio, pagamos alquileres y casi seis meses por la pandemia tuvimos que estar parados. Ahora que abrimos nos asaltan y nos roban, es muy duro esto”, dijo Salazar.

Manifestó que operan verdaderas bandas de delincuentes que realizan seguimientos, se pasan días mirando el lugar, acuden a las joyerías, preguntan, estudian el ambiente y después dan los golpes.

Por eso pidió a la Policía extremar esfuerzos por dar mejor seguridad con más patrullajes preventivos en la zona.

El comandante departamental de la Policía, José Enrique Terán, indicó que diferentes unidades especializadas en la resolución de estos casos continúan en busca de los asaltantes y confió que dentro de poco se tendrán resultados de las operativos que se ejecutan en la ciudad, como también en algunas provincias.