Escucha esta nota aquí

Después de que un conflicto territorial por el salar de Uyuni entre Oruro y Potosí derivara en destrozos y la quema de ocho domos turísticos -albergue de dormitorio de lujo- del Hotel Kachi Lodge, fuentes oficiales del complejo revelaron que la Policía no acudió a su auxilio, pese a solicitarlo. La empresa insinuó que si el Estado y el Ministerio de Cultura no garantizan la protección jurídica y las inversiones privadas analizará la continuidad de la operación en el país.

El viernes pasado, un grupo de pobladores de Uyuni, Llica, Tahua y otras regiones del sudoeste potosino incendiaron los domos instalados en el lugar, debido a una disputa limítrofe que data desde hace más de una década entre Oruro y Potosí, por acusaciones de presunta invasión de territorio.

“Todo va a depender del pronunciamiento del Gobierno y del Ministerio de Cultura para ver si vamos a seguir operando en Bolivia. Sin protección jurídica no podemos continuar. Si nos garantizan que nos protegen vamos a seguir, pero eso dependerá de muchos factores. Si no hay garantía de parte del Estado y del Ministerio de Cultura para proteger a las empresas turísticas y la inversión privada lamentablemente no se va a seguir en Bolivia con el proyecto”, aclararon las fuentes consultadas.

En un comunicado, emitido ayer por la tarde, Kachi Lodge aclara que es un emprendimiento operado por Amazing Escapes Bolivia SRL, emergente de capitales de un pequeño número de emprendedores bolivianos y suizos, activos en la industria del turismo hace más de 30 años en Bolivia y en el exterior.

La compañía turística reveló que, a pesar de sus pedidos de protección a las autoridades (un día antes del ataque), la Policía no se hizo presente y por ello, destacó el apoyo recibido por los pobladores de Salinas y Jiriri, comunidades cercanas a los domos.

La empresa reporta el destrozo y la quema de ocho domos, deterioro de las plataformas de madera, hurto, amenazas y agresiones a los miembros de la comunidad de Jirira y al personal del Lodge. Está en curso la cuantificación de daños para dar una cifra real del perjuicio a la infraestructura hotelera.

Oruro activa acciones legales

En conferencia de prensa, el gobernador de Oruro, Johnny Vedia, junto a las principales instituciones de ese departamento, informaron que realizaron la denuncia ante el Ministerio Público en contra de los autores, cómplices y encubridores por los delitos de avasallamiento, asociación delictuosa y destrucción de bienes tras los hechos suscitados en el salar de Thunupa.

A tiempo de ratificar que la población de Salinas fue fundada en 1560, y Uyuni en 1889, las autoridades anunciaron la creación de la Coordinadora Departamental en defensa del territorio de Oruro.

Respeto a las leyes y al trabajo

Desde la entidad representativa del Sector Privado de Turismo (Septur), de la cual son parte la Cámara Nacional de Operadores de Turismo, la Asociación Boliviana de Agencias de Viajes y Turismo, la Asociación Boliviana de Turismo Receptivo, la Asociación Boliviana de Empresas Mayoristas y Representaciones Turísticas y la Cámara Boliviana de Hotelera, condenaron los hechos vandálicos, acaecidos en el salar de Uyuni, con la quema de domos de propiedad del Hotel Kachi Lodge.

“En la coyuntura actual de crisis profunda que sufre el sector turístico nacional como efecto de la pandemia, hechos como el que nos ocupa, afectan de manera irreparable la imagen turística nacional. Invocamos a actores involucrados a instalar escenarios de diálogo para alcanzar una solución pronta y pacífica que permita restaurar la paz y lograr un clima adecuado de convivencia en el marco del respeto a las leyes, la propiedad privada y a la seguridad jurídica que debe imperar en nuestro país”, expresa Septur.

En conjunto, la organización representa a 2.000 empresas legalmente constituidas en el país.

Respeto a las leyes y al trabajo

El presidente de la Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), Luis Barbery, cree que siempre debe primar el diálogo, el consenso y la aplicación de los mecanismos que la ley permite para expresar reclamos, desacuerdos o demandas.

“El incendio premeditado de los domos del proyecto turístico Kachi Loddge es un episodio lamentable que, además de afectar una iniciativa de desarrollo local, destruye fuentes de trabajo, daña la imagen del país y perjudica a la industria del turismo que fue una de las más castigadas en la pandemia”, dijo.

A su criterio, es una mala señal para la seguridad jurídica y para las inversiones privadas. “Además de investigarse y sancionar a los responsables, esto debe motivar a las autoridades locales y nacionales a un análisis minucioso sobre la necesidad de promover más espacios de diálogo, coordinación y solución pacífica de conflictos, especialmente en áreas donde haya problemas no resueltos, o en temas sensibles para ciertas comunidades y sectores”, precisó.

El jueves 22, la revista estadounidense TIME publicó el ranking de destinos titulado “Los mejores lugares del mundo en 2021, 100 destinos extraordinarios para explorar”, en el que incluye al Salar de Uyuni. Un día después se produjo la quema de los domos.


Comentarios