Escucha esta nota aquí

Desde que dejó el cargo, en noviembre de 2020, se dedicó a la actividad académica. Ahora está en Chile, pero luego viajará a España para participar de un evento internacional. La excanciller Karen Longaric fue citada a declarar en el caso gases lacrimógenos como testigo, pero siente que no existen garantías para una declaración presencial.

_¿Nos puede precisar dónde y qué está haciendo?
Estoy en Chile, participando desde el 1 de abril de un programa académico de investigación en temas internacionales específicos, junto con varias universidades chilenas sobre mi especialidad. A fines de mes, tengo que viajar a Madrid, donde voy a participar de un foro internacional de la Word Juris Foundation, de la cual soy parte. Soy la única boliviana en esta organización. Tras esto, retornaré a Santiago para concluir con este programa académico.

_Tenía que declarar en la Fiscalía por el decreto que autorizó comprar gases, ¿presentó una excusa?
Me llamaron de mi casa a las seis de la tarde del lunes y me dijeron que acababan de dejar una notificación que fue dejada en la puerta. Dieron menos de 24 horas para que me apersone. Hablé con una colega abogada muy prestigiosa y le pedí que presentara un memorial indicando que no podía asistir porque no estaba en el país y que me contactaran virtualmete.

El viceministro de Justicia dijo que los que estaban en el exterior puedan comparecer de manera virtual. En ese sentido, la doctora Audalia Zurita presentó el memorial. Estuve esperando la audiencia y no hubo nada. Preocupada, llamé para contactarme con varios excolegas del gabinete y ninguno más había recibido esta citación. Esto me lleva a pensar que existe una atención focalizada hacia mi persona; no obstante que la Cancillería no tiene nada que ver en la cadena que siguió la compra de ese material, por el Ministerio de Gobierno.

Esta focalización puede ser porque dije que el ministro de Justicia estaba viciando la etapa de investigación y que debería apartarse, no solo del rol de impulsor del proceso, sino que, por ética, debería apartarse del Ministerio de Justicia. Antes, repudié el hecho en el cual está involucrado el señor Murillo, porque nos dejó devastadas a personas honestas que trabajamos por el país, incluso, renunciando a temas personales.

_¿Usted descarta que se trate de una actuación jurídica?
En mi caso, sí. Al analizar que fui la única notificada sin cumplir los términos legales correspondientes; además, pedí ser interrogada en calidad de testigo de manera virtual y no había un solo fiscal que atienda esto. El ministro de Justicia dijo: ‘Si Longaric emite opinión por las redes, que venga a emitir opinión aquí’. Y dijo algo más que es horroroso: ‘¿Por qué ella no evitó la firma de los decretos? Este señor me está asignando el rol de un presidente. El ministro de Justicia (Iván Lima) se ha convertido en un persecutor y en un persecutor de mujeres.

_¿Qué dice sobre la designación de la hermana de Murillo en el consulado de Miami?
Esas son cosas menores. Imagínate, la corrupción que sufrió el país en 14 años y ahora se está queriendo desviar la atención hacia un tema que es minúsculo. El Artículo 163 de la Constitución establece que es un deber del presidente nombrar servidores públicos diplomáticos y consulares. ¿Si es potestad del presidente, qué ministro se puede negar a aceptar una instrucción de esta naturaleza? Por cierto, nombramientos como éste (familiares en el servicio exterior) ha habido muchos y el gobierno de Evo Morales.

_¿Continúa esperando para declarar de manera virtual?
Claro que sí. Voy a estar pendiente y voy a declarar. Soy abogada y sé cuáles son mis responsabilidades. Estoy como testigo y no existe esa presión sobre los que están investigados como autores de ese delito.

_¿Cuál es el tiempo estipulado para su regreso a Bolivia?
Podría ser a mediados de julio, pero voy a denunciar esta persecución a nivel internacional por todos los hechos que se dieron ayer (por el martes) y la forma en la que fui notificada, así como la fijación que tiene el Gobierno con mi persona. 

Voy a ver (para prestar declaración presencial) siempre y cuando tenga todas las garantías. Todos los ciudadanos del país están expuestos ante la falta de equilibrio de poderes y donde el Poder Judicial está cooptado por el Gobierno. Si se está investigando la compra que hizo Murillo que se investigue muchos otros casos que son similares y que hubo en el pasado y nadie ha dicho nada.

_¿Cómo marcó su paso por el gobierno transitorio?
Primero, no fui invitada directamente por la señora Jeanine Áñez a ser parte de este gobierno, pero gocé de su confianza. Dediqué una buena parte de la gestión en viabilizar las repatriaciones y las negociaciones para conseguir vacunas a través del Covax.

_Entonces, ¿cómo se dio su designación?
La propuesta vino de sectores de Santa Cruz. Me llamó un excanciller cruceño para transmitirme el deseo del señor (Luis Fernando) Camacho de que forme parte del Gabinete. En una primera instancia rechacé porque estaba realizando un trabajo importante. 

Hablamos muchas veces de las condiciones y entre ellas fue la de nombrar al cuerpo diplomático con miras a institucionalizar y desideologizar la Cancillería. Fueron pocos los cónsules que nombró la presidenta.

Ha sido un honor ser canciller en una etapa muy difícil de la patria. Me imagino que debe ser muy cómodo ser canciller en tiempos normales.

Comentarios