.

30 de enero de 2024, 3:00 AM
30 de enero de 2024, 3:00 AM

Un nuevo incendio en un mercado de Santa Cruz de la Sierra agranda la lista de incidentes similares que han afectado a este tipo de establecimientos. En esta ocasión, el mercado La Morita, ubicado en la zona sur de la ciudad, fue escenario de un fuego que consumió aproximadamente 30 puestos de venta en las primeras horas de ayer en la mañana..

La rápida intervención de cinco cuerpos de bomberos logró extinguir las llamas en tres horas, evitando que el fuego afectara a más de la mitad de los puestos totales. Por si fuera poco, los bomberos debieron enfrentarse a otro incendio de menor magnitud en el mercado de Alto San Pedro.

En los últimos dos años, más de una docena de incendios han golpeado a los mercados cruceños. El incidente anterior devastó más de 300 puestos en el nuevo Los Pozos, y otros sectores han sufrido daños en los mercados 4 de Noviembre, Alto San Pedro, Barrio Lindo, Mercado Nuevo, Mutualista, Bicentenario, antiguo Abasto y antiguo La Ramada. En algunos centros los incendios han ocurrido en más de una ocasión.

En el incendio de La Morita, un guardia de seguridad intentó inicialmente contener las llamas con un extintor, pero la enorme cantidad de material inflamable hizo que esta acción fuera infructuosa. Aunque al menos se contó con la presencia de un extintor, en otros siniestros, los propios comerciantes han tratado de enfrentar los incendios con baldes y mangueras.

Estos incendios han provocado pérdidas significativas para los comerciantes. Aunque hasta ahora no se han registrado víctimas fatales, esta suerte parece depender más de la casualidad que de medidas de seguridad efectivas. Con la frecuencia de estos eventos, las posibilidades de que se produzcan tragedias aumentan drásticamente. Los incendios en los mercados representan una amenaza latente.

La causa predominante de estos incidentes son las conexiones eléctricas inseguras, que se observan incluso en centros de abastecimiento más nuevos. Otras causas incluyen la mala manipulación de equipos de soldadura y el deterioro de las mangueras de las garrafas de gas en las cocinas presentes en todos los mercados de la ciudad.

La mayoría de los mercados en Santa Cruz presentan una preocupante falta de medidas de seguridad contra incendios. La instalación prioritaria debería ser la de sistemas de detección de humo y calor para alertar precozmente sobre la presencia de fuego. Además, se deberían implementar alarmas audibles y visibles para notificar a las personas y facilitar una evacuación rápida.

Aunque existen extintores en algunos mercados, es necesario verificar si los comerciantes han recibido capacitación para utilizarlos adecuadamente, incluyendo el conocimiento sobre qué extintor usar en cada tipo de incendio y su ubicación precisa. La instalación de rociadores automáticos en estos concurridos centros parece una propuesta fuera del alcance presupuestario, dada la necesidad de un mantenimiento regular para garantizar su operatividad.

Sin embargo, abordar la causa recurrente de estos incendios es fundamental. En el caso de conexiones eléctricas inseguras, se deben realizar inspecciones regulares de instalaciones eléctricas para prevenir cortocircuitos y sobrecargas. Además, es crucial restringir el uso de dispositivos eléctricos no autorizados. También se hace imperativo establecer normativas para el almacenamiento seguro de materiales inflamables y prohibir el almacenamiento de mercancías en áreas de paso y evacuación.

Estas medidas mínimas son esenciales para desactivar estas potenciales bombas de tiempo presentes en la mayoría de los mercados públicos de la ciudad. La seguridad y el bienestar de comerciantes y visitantes dependen de acciones decididas y preventivas ante esta creciente amenaza.

Tags