Profesional. Luego de pasar por el modelaje y los concursos de belleza, Vinka Nemer fue tras su sueño de ser médica

15 de agosto de 2021, 12:47 PM
15 de agosto de 2021, 12:47 PM

“Seguramente te ha pasado: soñarte con lo que anhelas en el alma. Pues a esta chica le pasó, soñar cada mes con una pequeña que correteaba mientras la llamaba para que se acerque. No puedo decirte que fue fácil, porque no lo es. Para cualquier mujer que desea ser madre es muy duro cada mes ver que no tiene éxito”.

Así anunciaba Vinka Nemer, que está embarazada. “Vamos a ser papás de una nena hermosa que se llamará Sofía”, añadía en su cuenta de Facebook, a la vez que agradecía a su esposo Nicolás Urioste, “el papá de mi hermosa Sofi”, con quien contrajo nupcias este año.

Más allá de la natural felicidad de saber que lleva a su hija en su vientre, la noticia conlleva un sentido especial, porque su caso es similar a los que ella ve a diario en su profesión. Nemer es médica con especialización en Embriología Clínica, además que tiene un máster en Biología Humana y Técnicas de Reproducción Asistida.

A sus 30 años es una reconocida profesional del plantel de médicos de Embriovid, clínica especializada en reproducción, que funciona en La Paz.

“En esta especialidad uno ve mujeres y parejas frustradas porque van años intentándolo y no lo logran. Creo que el sentir que darás a luz a una vida trae mucha felicidad y mucho miedo. Pero es maravilloso saber que un poquito de ti creado con tanto amor, saldrá a dar luz a este mundo”, asegura.

Lazos

Vinka es hija de José Alfredo Nemer, de origen libanés, y de Victoria Lenka Drpic, de ascendencia croata. Tiene dos hermanas; una es Nadia, que vive en España y es empresaria, experta en marketing y fundadora de la escuela de Event Makers; la otra es Lenka, nada menos que la Miss Bolivia que nos representó muy bien en la última edición del Miss Universo.

“Somos muy diferentes, las tres trabajando en nuestros proyectos, pero siempre buscando sacar el nombre de Bolivia adelante. Diferentes áreas que tienen un solo fin: ayudar a nuestra gente y hacer de este país y este mundo un lugar mejor”, comenta Vinka.

Al referirse a otros aspectos que tiene en común con sus hermanas señala: “Fuimos educadas en valores, respeto, equidad; nos dieron las herramientas necesarias para enfrentar al mundo y hacerlo nuestro. Saber que no tenemos límites y además que siempre nos tendremos la una a la otra”.

Los concursos de belleza no han sido ajenos para Vinka. En 2015 participó en el Miss Bolivia Mundo, certamen en el que consiguió el título de virreina y que le dio la oportunidad de representar al país en el Miss Tierra en Viena (Austria).

“Fue una experiencia muy linda. Conocí otro país, otra cultura y muchas mujeres maravillosas con diversas cualidades”, menciona y añade un consejo a las mujeres que quieren ser madres y deben recurrir a tratamientos para poder lograrlo: “Nunca pierdan la esperanza. Es un camino arduo y largo, pero estamos para apoyarlas; para acompañarlas durante todo este proceso: no están solas”.