Escucha esta nota aquí

La devolución total de aportes de las Administradoras de Fondo de Pensiones -AFP Futuro y BBVA Previsión- a los más de 200.000 afiliados de 50 o más años que tienen en sus cuentas personales hasta Bs 10.000 arrancó con tropiezos. Dudas y reclamos sin contestación fueron el común denominador en las oficinas de las AFP y en las entidades de intermediación (Banco Unión, Banco Fortaleza, Crecer IFD, Pro Mujer IFD, Diaconía IFD, Banco Pyme Ecofuturo, Banco FIE, La Primera E.F. de Vivienda y la cooperativa San Martín de Porres) habilitadas con este fin.

En Santa Cruz, más de un beneficiario, tanto de AFP Futuro y BBVA Previsión, se quejó porque les fue negada la operación de solicitud de retiro de sus ahorros debido a que el sistema de la financiera observó la falta de actualización de datos. 

“Esto contradice lo que genera la plataforma de la AFP que notifica la habilitación para la devolución del ahorro. Lo peor es que hay que retornar a la AFP a realizar el trámite que es personal y te encuentras con una fila ‘larguísima’ de personas que gestionan para resolver el mismo problema y cuyo proceso es moroso por la falta de personal en las AFP “, dijo una beneficiaria.

En La Paz, María Guisela Quino, se quejó porque intentó retirar los Bs 2.877 que tiene en su cuenta personal previsional, pero grande fue su sorpresa cuando fue notificada de que en el sistema figuraba la devolución de Bs 426. Refutó el monto y lamentó la falta de información en AFP Futuro de ese distrito.

Otros aportantes alzaron la voz porque no aparecían en el sistema de las entidades financieras para poder cobrar sus ahorros. El primer grupo de personas habilitadas podrá retirar la totalidad de sus aportes hasta el 17 de este mes.

Desde el 18 de octubre podrán solicitar la devolución parcial las personas mayores de 50 años; desde el 1 de noviembre, las personas de 40 o más años; a partir del 15 del mismo mes, quienes tengan 30 años; el 29 de noviembre, los menores y mayores de 30 años; y el 13 de diciembre, se atenderán los casos observados o pendientes.

La directora general de Pensiones del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Patricia Mirabal, explicó que la solicitud de la devolución de aportes es una decisión voluntaria y personal que deber ser cuidadosamente pensada por cada asegurado, considerando su situación financiera para no perjudicar el acceso a una prestación o beneficio del Sistema Integral de Pensiones (SIP).

La medida fue asumida debido a la crisis económica provocada por la pandemia del covid-19 y en beneficio de muchas personas que perdieron su fuente de empleo.

Investigador advierte riesgos

En criterio de Carlos Arze Vargas, investigador del Centro de Estudios para el Desarrollo Laboral y Agrario (Cedla), las condiciones y parámetros establecidos para la devolución total o parcial de aportes a las AFP ratifican la certeza popular de que el sistema genera exclusión, desigualdad y prolonga y acentúa la pobreza de los trabajadores en su edad inactiva.

A decir de Arze, el Gobierno ha estimado en 1.464.375 el número de personas que estarían habilitadas para solicitar la devolución de aportes y en Bs 30.647 millones el monto de sus ahorros; es decir, el 33% de los recursos de las cuentas previsionales y el 60% de los afiliados. 

“La norma se enmarca en la concepción de que sean los trabajadores afectados por la crisis económica -propiciada por el modelo económico oficial y agravada por la pandemia-, quienes encaren la satisfacción de sus necesidades urgentes echando mano a sus miserables ahorros de toda una vida de trabajo, sin ofrecer una solución alternativa a su cargo”, puntualizó.

Comentarios