Escucha esta nota aquí

La Fuerza Aérea Boliviana (FAB) mostró un decreto de 1959 para justificar vuelos privados en naves militares. La explicación fue divulgada luego que el actor argentino Julián Gil publicara fotos en las que posa junto al FAB 418, la nave militar en la que viajó a Chimoré para entrevistar al expresidente Evo Morales, en el marco de la producción de un documental.

Esta explicación provocó dudas y críticas del estratega en temas de defensa Samuel Montaño y del abogado y militar en retiro Jorge Santistevan, que también patrocina al excomandante de la FAB, el general Ciro Álvarez. Además, la opositora Comunidad Ciudadana (CC) consideró que hay tres irregularidades por “el alquiler” de bienes públicos y pidió explicaciones al ministro de Defensa, Edmundo Novillo.

Hace menos de un mes, las operaciones arrendadas de aeronaves militares también fueron cuestionadas por el vuelo chárter que hizo Morales a Tarija junto a dos legisladores del MAS. El periplo fue operado por el FAB 050, un bimotor Beechcraft que anteriormente fue una ambulancia destinada en el departamento de Beni, la región con menos carreteras del país.

Montaño señaló que la “FAB es la única fuerza militar que presta servicios privados en la región” y señaló que con estas operaciones “está desnaturalizando su razón de ser que tiene que ver con la “integración” y la “obligación de asistir a la población civil”. Señaló que la norma que usa la FAB para estas actividades está fuera de contexto porque muchas cosas han cambiado en el país en 62 años.

Se trata del Decreto 5143, firmado durante el primer mandato del presidente Hernán Siles Zuazo el 6 de febrero de 1959

“La difícil situación económica por la que atraviesa el Estado, que no puede sufragar diversos gastos de la Fuerza Aérea, solo con cargo a su presupuesto ordinario, hace necesario recurrir a sus propios fondos de producción que ayuden a su sostenimiento”, señala el longevo decreto que considera la necesidad de integrar el país “donde no existen comunicaciones terrestres ni fluviales debido a insalvables obstáculos naturales del medio geográfico”. Asimismo, valida las operaciones de Transporte Aéreo Militar (TAM), una entidad que institucionalmente ya no existe, para prestar servicios de carga y de pasajeros.

Santistevan recordó que el general Álvarez y su estado mayor emitieron la Directiva 09/2020 para el uso de las aeronaves en el marco de la emergencia sanitaria provocada por la pandemia. “Las operaciones de la FAB son para la seguridad del Estado y no así para asuntos de orden privado”, afirmó.

Según el comunicado que divulgó la FAB, el avión viajó desde la base aérea de El Trompillo hasta Chimoré, en el corazón del trópico de Cochabamba, y retornó a Santa Cruz el 31 de agosto. En esa fecha Gil entrevistó a Morales.

La entidad militar destacó que “el expresidente Evo Morales no figura en esta relación contractual de traslado de pasajeros”. Además, cuestionó las afirmaciones de “algunos políticos” que “pretenden mostrar falsamente un aparente uso indebido de bienes” y aseguró que sus servicios están a disposición de “cualquier ciudadano”.

La diputada Luciana Campero (CC) consideró que las explicaciones fueron insuficientes y espera que el ministro Novillo explique bajo qué condiciones legales se da el “alquiler” de aeronaves y si existen facturas y pago de impuestos por la prestación de servicios.

Para el diputado Carlos Alarcón,CC, el decreto 5143 fue “derogado” por la Constitución de 2009 que prohíbe expresamente el alquiler de bienes públicos.

Comentarios