Escucha esta nota aquí

Por: Raúl Domínguez

La Gobernación de Santa Cruz convocó, para el próximo 2 de agosto, a una nueva reunión de la Comisión Agraria Departamental (CAD), en momentos en que el problema de la toma de tierras y las ocupaciones, por parte de movimientos sociales afines al MAS, tiene en vilo a las provincias chiquitanas, principalmente.

En una nota dirigida a EL DEBER, el Gobierno Departamental indicó que el lugar para la cita es el Centro de Educación Ambiental, donde se buscará avanzar en las acciones de defensa de la tierra y el territorio cruceños. “Se pretende, en esta sesión, analizar las dotaciones y asentamientos autorizados por el INRA y verificar si han cumplido los requisitos legales establecidos en las normas agrarias nacionales vigentes”, señaló el documento.

La CAD cruceña está conformada por 12 comisionados, en el marco de las normas legales y, a las organizaciones sociales corresponden seis comisionados: Federación Departamental de Campesinos, Federación Departamental de Mujeres Campesinas ‘Bartolina Sisa’, Cidob, Cámara Agropecuaria del Oriente, Fegasacruz, y la Cámara Forestal de Bolivia (CFB).

El sábado, el director departamental del INRA, Adalberto Rojas, manifestó que analizaría la legalidad de la convocatoria, la cual debería generarse desde la Comisión Agraria Nacional (CAN) y las organizaciones invitadas contar con el aval del INRA.

En ese sentido, desde la Gobernación manifestaron que Rojas está actuando a la defensiva: “nosotros queremos que funcione la CAD para encontrar una solución al problema de la tierra y acabar con los asentamientos que hoy día se dan en territorios de las comunidades y pueblos indígenas. De ninguna manera estamos convocando a la CAD para defender privilegios de nadie”.

El pasado 23 de julio, 16 de los 17 comités cívicos provinciales de la región chiquitana, se reunieron en San José de Chiquitos, donde emitieron un pronunciamiento en el que se declararon en “emergencia y movilización permanente”, y solicitaron al gobernador, Luis Fernando Camacho, que convoque a una nueva reunión de la CAD.

El presidente de esa instancia cívica, José Serrate, rechazó la versión de Rojas y anunció que los representantes cívicos de las regiones más afectadas estarán presentes en la CAD del 2 de agosto, aunque no especificó cuál será la calidad de la asistencia. “Yo le pregunto al señor Rojas: ¿qué hacía ayer (sábado) reunido con los interculturales?, ¿acaso eso no es reunirse con organizaciones sociales?”.

Al mismo tiempo, Serrate advirtió que pasadas 72 horas de concluida la reunión de la CAD, si no se logra una solución al problema de las ocupaciones, tomarán medidas de hecho. “Nosotros, los de las provincias, no vamos a recular, por lo menos los chiquitanos. Tenemos hasta el viernes 6 de agosto; lo vamos a hacer (iniciar las medidas de presión), porque este Gobierno está acostumbrado a los bloqueos o paros para sentarse a hablar; si eso es lo que quieren, vamos a ver de a cuánto nos toca, pero ya está bueno de que nos sigan atropellando”, aseveró el dirigente.

Comentarios