Escucha esta nota aquí


La lección de México para el actual Gobierno de Bolivia duró menos de cuatro minutos, y fue impartida en el Consejo de Seguridad de la ONU por el embajador Juan Ramón de la Fuente; un emérito profesor y exrector de la Universidad Nacional Autónoma de México.

La misma consistió en la muy concisa y contundente exposición de motivos que fundamentaron el categórico Voto de Condena que el Gobierno de AMLO, a diferencia del de Arce Catacora, sí emitió en la ONU cuando se abordó la temática de la invasión de Rusia a Ucrania.

México, a diferencia de los demás países, no se limitó a discursear para luego expresar su voto, sino que presentó seis sólidos fundamentos que justificaban la imposibilidad mejicana de optar por una abstención de condena a la agresión de Rusia a Ucrania, y de los cuales nuestro canciller boliviano, Rogelio Mayta, debía haber tomado nota para las posteriores votaciones que Bolivia debió emitir ante los diferentes organismos internacionales.

Estos fueron los seis puntos esgrimidos por México:
1) La reivindicación del imperio del Derecho Internacional, señalando que el Artículo 2.4 de la Carta de las NNUU, establece el Principio de proscripción de la amenaza y uso de la fuerza para la solución de conflictos entre las naciones; y de igual modo la Resolución 3314 de la Asamblea General de la ONU, que por votación unánime definió como acto de agresión, proscrito por el Derecho Internacional, al uso de la fuerza armada por un Estado contra la Soberanía, la Integridad Territorial o la Independencia política de otro Estado. Bolivia también es signatario de ambos Instrumentos Internacionales.

2) México ha sido objeto de invasión por potencias extranjeras en cuatro ocasiones, dos por Francia y dos por EUA, de modo que fuera contradictorio que no condenase esta invasión. A este respecto, recordemos que Bolivia también fue invadida por Chile en 1879, e incluso perdió su Litoral por dicha agresión.

3) México mantiene una tradición de condena a las guerras de agresión, ya que en el seno de la Sociedad de Naciones formuló su Protesta por la anexión que hizo Italia respecto de Albania y Etiopía; y cuando Alemania se anexionó a Austria. ¿Cuál fue la tradición boliviana al respecto?

4) El repudio de México al uso de la fuerza la llevó a convocar en 1945 en su misma Ciudad Capital, a la Conferencia Interamericana sobre los problemas de la Paz y de la Guerra, y que estableció la posición común del continente de cara a la Conferencia Internacional de San Francisco que dio luz a la ONU y la Carta de las NNUU que proclamaron los Principios de proscripción de la fuerza y el recurso solo a vías pacíficas para la resolución de conflictos. Bolivia también participó de ambas Conferencias.

5) y 6), la Política Exterior de México fue siempre y es pacifista; y desde 1988 inscribió en su Constitución los mismos Principios de la Carta de las NNUU como principios normativos de su política exterior. La política exterior de Bolivia igualmente siempre ha sido pacifista, y desde el 2009, el Artículo 10 de su Constitución rechaza toda guerra de agresión para la solución de los diferendos entre Estados.

Como se constata, los seis fundamentos mejicanos resultan completamente equivalentes y valederos para Bolivia, y han puesto en evidencia el tremendo y vergonzoso error de nuestra Cancillería, que a diferencia incluso de gobiernos de izquierda, como el mexicano, chileno y argentino, todos ellos con voto de condena a la agresión de Rusia, nos han colocado en una situación de complicidad ante la comisión de un verdadero crimen contra la paz internacional cometido por el dictador Putin, a costa del padecimiento de Ucrania y de toda su inocente y patriota población civil.

Comentarios