Escucha esta nota aquí

La música tiene la sutileza de llegar a los lugares más inesperados y a públicos tan diversos que no sabe de fronteras ni de obstáculos. Un buen ejemplo de ello ocurrió el pasado martes 9 de noviembre en la iglesia San Roque, donde salvando todas las dificultades de los conflictos sociales que vive el país el Coro y Orquesta Arakaendar se reunió para interpretar temas de compositores polacos, bajo la batuta de Dominique Vellard.

Si bien estaba previsto que fueran dos conciertos con público, finalmente se realizó a puertas cerradas y se filmó la presentación, que quedó registrado en un video que será difundido por las redes sociales y en instituciones de música de Bolivia, Polonia y otros países.

Fueron 43 músicos los que interpretaron un programa de obras vocales e instrumentales que son representativas de la vida musical de Polonia en los siglos XVII y XVIII. Esta producción fue posible merced al fondo otorgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de la República de Polonia a través de la universidad Universidad Adam Mickiewicz, donde Piotr Nawrot es profesor e investigador.

“Del vasto repertorio de música de compositores polacos que existen en los archivos y bibliotecas de Polonia hemos escogido obras vocales e instrumentales, que son representativas de la vida musical de este país en los siglos XVII y XVIII”, explicó el musicólogo Piotr Nawrot, principal impulsor de los conciertos en Bolivia.

En Bolivia y países vecinos se conocen las composiciones de músicos europeos, pero la riqueza musical creada por los compositores polacos nunca se ganó un espacio en los escenarios e iglesias de esta parte del mundo. Es por ello que esta producción permite conocer la música de compositores como Mikołaj Zieleński, Bartłomiej Pękiel, Andreas (Andrzej) Hakenberger, Stanisław Sylwester Szarzyński, Marcin Mielczewski y Adam Jarzbski.

Varios de los integrantes del Coro y Orquesta Arakaendar son directores y/o integrantes de otros coros y orquestas por lo que esta música será difundida, según nos aseguraban varios de ellos, por toda Bolivia. El mismo programa será también ejecutado en el marco del próximo Festival Internacional de Música Renacentista y Barroca Americana “Misiones de Chiquitos” en 2022.

“La experiencia con este repertorio barroco polaco ha sido muy enriquecedora. Es la primera vez que hemos trabajado con música de este país. Personalmente me ha servido mucho la dirección de Dominique Vellard, quien me enseñó un enfoque muy interesante en el trabajo. Musicalmente nos ha hecho crecer más”, comentó la soprano paceña Diana Azero.

También del coro Arakaendar, Patricia Banegas resaltó que “ el repertorio barroco polaco es estéticamente estupendo, con él recibimos una contextualización de los compositores y el fervor cristiano que expresan”.

Por otro lado, Cristina Zankis integrante de la orquesta Arakaendar destacó el trabajo del director francés “Dominique es un maestro de primer nivel y para nosotros, como orquesta, ha sido imperdible aprovechar esta oportunidad. Con el director trabajamos los detalles, el carácter de la música, la frase… El compromiso de hacer música de alto nivel con grandes maestros no tiene precio y más aún si es con un repertorio que te transporta en el tiempo de obras musicales de Polonia”, indicó la violinista.

Finalmente, el orureño Nelson Maldonado, que es bajo del coro comentó que “las obras que interpretamos son muy interesantes ya que nos mostraban distintas facetas de interpretación, de esa manera pudimos observar la grandeza y la calidad de los distintos compositores polacos”, concluyó.

Comentarios