Escucha esta nota aquí


La llegada del coronavirus desnudó las falencias de todos los países del mundo. Potencias y no potencias se han visto afectadas por el virus, que germinó en una ciudad industrial china (Wuhan), y alcanzó hasta el último punto cardinal del planeta. Desde Asia, Europa, América, Oceanía y África, todos padecen las secuelas de la enfermedad.

Y es que los daños no se limitan solo a la salud, las economías también colapsaron. Ante esta situación, dos organismos, siempre cuestionados y mal vistos, salieron a ofrecer financiamiento para reconstruir los frágiles sistemas sanitarios y apoyar la reactivación de las economías. Se trata del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial.

Pero, ¿cuánto pueden prestar estos dos organismos?. En abril, el FMI informó que tenía disponibles $us 60.000 millones para los países miembros del organismo. Por su lado, el Banco Mundial anunció que habilitó una línea de crédito de $us 160.000 millones.

Principal financiador

De acuerdo a un reporte de la BBC, el FMI es el principal prestamista mundial con una capacidad de $us 1 billón, según indica el organismo. Esta suma incluye una herramienta del organismo para emergencias, conocida como el servicio de crédito rápido (SCR).

Se trata de un instrumento que proporciona asistencia financiera rápida con condiciones limitadas a países de bajos ingresos y que cuenta con un monto disponible de aproximadamente $us 60.000 millones.

Del total de la capacidad de préstamo del FMI, una parte ya ha sido utilizada en programas aprobados antes o durante esta crisis sanitaria que amenaza con causar una de las peores recesiones de la historia moderna.

La cantidad de dinero que un determinado país puede obtener en calidad de préstamo del FMI depende generalmente del tamaño de su contribución a la organización, pero puede haber excepciones.

Por otro lado, de los $us 160.000 millones que tiene comprometidos prestar el Banco Mundial, durante los próximos 15 meses para la emergencia sanitaria y económica, al menos $us 100 millones están destinados a países latinoamericanos.

Un informe de esta organización señala que los países más pobres son los que más sufren con la pandemia y que para ayudar a enfrentar la emergencia en América Latina y el Caribe, la entidad va a desplegar fondos bajo distintas modalidades para Argentina, Bolivia, Ecuador, Haití, República Dominicana, Paraguay y Panamá.

Por ejemplo, en mayo el organismo aprobó dos créditos por $us 254 millones para Bolivia.

Estos recursos, son para apoyar al país en el financiamiento de transferencias temporales (bonos) a hogares pobres y vulnerables, con niños y jóvenes en edad escolar, personas con capacidades diferentes, adultos mayores y trabajadores informales; afectados por las medidas adoptadas para contener la pandemia.

Incluso Venezuela, cuyo gobierno cuestionó la política del FMI, solicitó un préstamo por $us 5.000 millones para enfrentar la emergencia.