Escucha esta nota aquí

La polarización de 2019 rebrota en la presente coyuntura. Son casi los mismos actores. Evo Morales al frente del Movimiento Al Socialismo (MAS) y Luis Fernando Camacho como la cabeza visible de la oposición. Detrás están el presidente Luis Arce y los sectores afines al MAS y, por otro lado, expresidentes y el movimiento cívico y ciudadano.

El vocero presidencial, Jorge Richter, consideró que es “muy complejo hablar de pacificación” cuando “no hay un arrepentimiento por las muertes” de 2019. El también analista admitió que existe una polarización en el país y que se rebrotó tras el anuncio de medidas de presión contra la ley de ganancias ilícitas. Una de esas medidas fue el paro que desarrolló el pasado lunes y que tuvo éxito, principalmente, en la ciudad de Santa Cruz de la Sierra.

El analista Paul Antonio Coca ve en ambos lados posiciones radicales, lo que alimenta -dijo- a la polarización en el país. El experto cuestionó las palabras del líder cívico cruceño, Rómulo Calvo, quien tildó de “cuervos” a los migrantes que llegan a Santa Cruz.

En el otro lado, Coca ve a un Evo Morales que impulsa arremetidas que evitan la pacificación del país.

Comentarios