Escucha esta nota aquí

La pandemia por el Covid-19, a pesar de los estragos económicos y sociales que está causando, ha permitido llevar a cabo uno de los mayores experimentos mundiales: el teletrabajo. Bolivia no es la excepción a estos cambios, el teletrabajo ha hecho evaluar la productividad y la sobrecarga laboral que pueda tener el trabajador al cumplir con sus labores desde casa.

Según Aldana Fernández de Córdova, country manager de Great Place to Work, el teletrabajo no siempre debería impactar negativamente en la productividad, muchas veces mejora. “El tema es cómo se lo maneja, se lo implementa y se lo administra, porque en teletrabajo no necesariamente significa estar más horas laborales”, explicó.

Fernández de Córdova señala también que con esta coyuntura vino la necesidad de trabajar más, pero como estamos en una condición difícil, las empresas están haciendo todo para poder subsistir y mejorar sus ingresos, etc., y esto ha dado lugar a que se incremente el trabajo. La situación ha llevado a una adaptación nueva a todos, nuevos aprendizajes sobre tecnología y eso toma tiempo. “Eso nuevo, más la adecuación, la presión por hacer el trabajo ha dado lugar a que la gente se sienta saturada. Pero no es en sí por el teletrabajo”, dijo la experta.

Para tener una buena productividad, sugiere la conectividad, contar con los elementos indispensables para hacer un trabajo. La comunicación; cuidarla e incentivarla para que fluya de la mejor manera. “El hacer teletrabajo es no verse y si no estás generando los espacios físicos de comunicación tienen que ser virtuales y con una frecuencia mayor”, dice la experta.

Por otro lado, recomienda promover el control del equilibrio de la vida privada y profesional, los tiempos que le toma hacer su trabajo, analizar la carga laboral que están teniendo para poder lograr ese equilibrio.

El liderazgo también es importante, que el líder se preocupe por el bienestar del trabajador, no solamente por ser estratégico por hablar del negocio, sino también por ser humano.

‘Work Home’ o teletrabajo

Para Enrique Ferreyra, máster en Sicología Empresarial, hay dos cosas que hay que diferenciar: el ‘work home’ (tu máquina y tu internet, en tu casa, tus muebles, etc.) y el teletrabajo
(máquina de la empresa donde estás totalmente en línea).

Para mejorar la productividad, sugiere primero para la empresa considerar un horario continuo, que se otorguen buenas condiciones para trabajar, y administrar el ocio, que la gente tenga actividades además de trabajar.

También considera importante establecer formas de hacer las reuniones; por ejemplo, saber que esta reunión es de información, esta otra es de resultados, etc. Esto para que el teletrabajo esté mejor preparado. Por último, incentivar el autoconocimiento.

Para los trabajadores recomienda el autoaprendizaje, levantarse más temprano, más ejercicio físico, no trabajar de corrido, registrar los resultados, ver su biorritmo, tener reuniones con personas de su casa para desenchufarse del trabajo, entre otras cosas, porque sino el colaborador puede resultar agotado.

Datos

Estudios. Según el informe What 12.000 Employees Have to Say About the Future of Remote Work, elaborado por Boston Consulting Group, basado en las respuestas de 12.000 empleados de EEUU, Alemania e India, el 75% de los empleados asegura que durante los primeros meses de la crisis pudieron mantener o mejorar su productividad en tareas individuales. El objetivo de la encuesta es analizar las variaciones provocadas por la crisis sanitaria en la manera de entender y ejecutar el trabajo.

Tareas colaborativas. El porcentaje de este estudio desciende para aquellas tareas colaborativas, como el trabajo en equipo o la interacción con clientes. Pero, aún así, el 51% ha señalado que ha podido mantener o mejorar sus niveles de productividad en esta área.

Factores. El análisis de Boston Consulting Group también señala que la percepción de la productividad en relación con la colaboración se relaciona con cuatro factores fundamentales: la conectividad social, la salud mental, el bienestar físico y las herramientas en el lugar de trabajo.