Opinión

La salud de Percy

17 de enero de 2020, 3:00 AM
17 de enero de 2020, 3:00 AM

Las imágenes que se han visto en televisión y en las redes sociales de un anciano estropeado, averiado, ajado , roto, con evidentes señales de alguna avanzada enfermedad , con gestos y movimientos propios de la imparable mezcla de la edad y las dolencias, en un acto donde los lacayos de siempre; sonrientes y pretenciosos; manipularon a este personaje para que entregue regalos a unos niños y así se evidencie su deteriorada salud, debe ser calificado como un abuso y como un acto inhumano que vulneran los derechos.

Sí, estamos hablando del abuso al cual fue sometido el alcalde Percy Fernandez Añez, otrora hombre lúcido, simpático, genial, inteligente y al mismo tiempo polémico, irreverente y hasta mal educado (por su propio antojo) que ha ganado innumerables elecciones municipales.

Esta columna no va a referirse, porque ya es demasiado tarde y el momento político dictamina otro reglón, a sus aciertos o errores políticos. Ni tampoco vamos a referirnos a su gestión municipal, sino que debido a esas imágenes que fueron mostradas al público, amerita que se haga un alto y se cuestione muy seriamente al entorno que rodea a Percy y se deba exigir que se presente un serio informe a la población sobre el estado de salud de su primera autoridad municipal.

Es un secreto a voces, y todos repiten lo mismo, de que a Percy lo han encerrado en los jardines de un parque municipal y desde ahí gobierna. Pero ¿de verdad él gobierna?. ¿ Percy sabe lo que se está haciendo en su nombre y a sus espaldas?. ¿Percy conoce que los proyectos de obras y de transportes están cuestionados?

Se ha visto desde hace unos meses atrás en las redes un Hashtag “#liberenapercy” ¿es verdad que está preso?. No hay que tener dudas de que las genialidades y la visión que tuvo Percy Fernandez y su libertad de pensamiento.

Hoy parece que esa preciosa libertad ya no la tiene, al grado que su “corte” ha decidido manipular y ejecutar un plan macabro para mostrarlo en su peor estado. Que se entienda claramente de que esta columna no pretende ni por acaso sugerir la renuncia del Alcalde, pero definitivamente se tiene que condenar a las personas que hoy ultrajan la figura de este cruceño que definitivamente merece ser tratado con todo el respeto que el se merece, pero lo más importante, si su salud está comprometida, exigir que reciba el tratamiento médico y definitivamente hasta que su salud mejore no exponerlo a un vejamen publico totalmente condenable.



Tags