Escucha esta nota aquí

El año pasado, 2.956 personas fueron diagnosticadas con tuberculosis (TB) en el departamento de Santa Cruz, pero se cree que el número de afectados es mayor porque la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que la pandemia de coronavirus afectó la detección de casos en un 10%.

De acuerdo con los datos oficiales, del total de casos 831 corresponden a personas que tienen entre 15 y 24 años, lo que significa que los jóvenes son el grupo más afectado por este mal, que daña los pulmones.

Los datos fueron divulgados a propósito del Día Mundial contra la Tuberculosis, que se celebra cada 24 de marzo. Este año el lema fue: el reloj no se detiene. La fecha fijada está relacionada al día en que el Dr. Robert Koch anunció que había descubierto la bacteria que causa la enfermedad, lo que abrió el camino hacia el diagnóstico y su cura.

Zonas rojas

El responsable del Programa Tuberculosis del Sedes, Daniel Encinas, señaló que hay varios municipios cruceños con alto riesgo de contagio de tuberculosis, como Santa Cruz de la Sierra, Yapacaní, Cotoca, Montero y Warnes.

Según los datos del Sedes, el 67% de casos departamentales está en la capital cruceña.

Encinas detalló que los distritos más afectados son el Plan Tres Mil y la Villa Primero de Mayo, lo que posiblemente se deba a las condiciones de hacinamiento y alimentación en que viven muchas familias, por lo cree que la enfermedad debe ser abordada también incluyendo la mirada de los problemas socioeconómicos.

En medio de la pandemia también se reportaron 170 personas fallecidas por complicaciones por TB, de los cuales 40 también tenían coronavirus.

Antes de la pandemia, en el departamento las enfermedades que más fallecidos cada año provocaban eran la TB y el VIH-Sida.

“El problema está en que muchos pacientes demoran en llegar a los centros para ser evaluados por eso invitamos a quienes tengan sospecha apersonarse a cada centro”, dijo Encinas.

La detección, seguimiento y tratamiento de esta enfermedad se realiza de forma gratuita en los centros de salud de primer nivel.

Del total de personas que enfrentan la enfermedad en el departamento, un 6,7% de pacientes abandonó su tratamiento, mientas que un 86% logró superar la enfermedad.


Comentarios