Escucha esta nota aquí

Por:  Jessica Vega Muñoz

La pandemia trajo consigo no solo problemas económicos en la población, sino que también puso en vulnerabilidad a los niños dentro del mismo hogar, ya que, según datos que maneja la ONG Visión Mundial, el 45% de la violencia contra los menores de edad se da dentro del hogar, y el principal agresor es el padre, padrastro o un integrante del entorno familiar.

Sumado al desempleo, la carga emocional de los adultos cambió y el estrés aumentó, llevando a tener un ambiente tenso en el núcleo de las familias y muchas veces los niños sufren las consecuencias siendo víctimas de las agresiones, violaciones e incluso algunos terminan sin vida.

El gerente regional de Visión Mundial, Roy Pérez, indicó que el hogar representa el 45% de donde se genera la violencia hacia los niños, mientras que el 87% de las agresiones se da porque los progenitores no saben comunicarse con sus hijos.

Considera que este problema de la falta de comunicación es generado por la familia ante la falta de empatía con lo que sienten, viven o sufren los infantes.

Esta preocupación llevó a las autoridades y representantes de los municipios de Santa Cruz, a buscar nuevas estrategias y planes para proteger a los más vulnerables. El pasado jueves se desarrolló el “XIX Encuentro departamental de alcaldes, concejales, defensorías de la niñez y adolescencia y sociedad civil, y la II Mesa interprovincial 2021”, donde acordaron, en mesas de trabajo, elaborar los planes y estrategias para que en breve se apliquen.

Diagnóstico

El responsable de Programas y Proyectos del Servicio Departamental de Políticas Sociales (Sedepos) de la Gobernación cruceña, Franklin Santander Oblitas, indicó que el objetivo del encuentro con representantes de los municipios, Defensoría de la Niñez, apunta a que se proteja y respeten los derechos de los niños.

“La violencia es uno de los problemas que está afectando a nuestra niñez, hace un tiempo los estudios nos indicaban que nueve de cada 10 niños han sido o son víctimas de violencia y el espacio donde más se los agrede es el hogar. Hay que hacer un trabajo para recuperar el sentido de la familia”, apuntó Santander.

Es por ello que prevén hacer alianzas no solo con otras instituciones, sino con empresas y todos los actores de la sociedad, para que se conviertan en protectores de los niños bolivianos.

A su vez, dio a conocer un diagnóstico que se realizó el Sedepos en Santa Cruz sobre la problemática general de la niñez, identificando cuatro problemas.

Estas problemáticas fueron divididas en cuatro: una de supervivencia, de desarrollo, de protección y la cuarta de participación.

Entre estos cuatro pilares las falla que se observó es que existe un entorno familiar conflictivo y muchos padres están ausentes en la vida de sus hijos desconociendo por completo lo que le aqueja. También hay una atención psico-afectiva limitada, por parte de los progenitores, hay una escasa cobertura de salud, también se apuntó el trabajo para prevenir los embarazos adolescentes como de las enfermedades sexuales.

De acuerdo a las estadísticas del Ministerio Público, en lo que va del año, se registraron 20 infanticidios en el país, mientras que en 2020 hubo 51 infanticidios.


Comentarios