Escucha esta nota aquí

El calor se siente desde que salen los primeros rayos de sol, porque amanece con temperaturas que oscilan entre 22 y 23 grados centígrados. Mientras el día transcurre se va elevando y en las zonas del Norte Integrado y la Chiquitania se llegan a registrar por encima de los 40 grados.

El Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) emitió la alerta naranja la anterior semana, advirtiendo que las temperaturas máximas estarían por encima de su promedio entre el sábado 21 y el miércoles 25 de noviembre.

En el departamento de Santa Cruz la alerta llegó a las provincias Ichilo, Sara, Santistevan, Warnes, Andrés Ibáñez, Guarayos, Ñuflo de Chávez, Velasco, Ángel Sandóval, Germán Busch, Chiquitos y Cordillera.

La responsable regional del Senamhi, Cristina Chirinos, informó que se espera que en la capital cruceña este miércoles se registre una temperatura de 38 grados centígrados, uno de los picos más altos de los últimos días de intenso calor. Además, en el Norte Integrado y la Chiquitania el termómetro ha marcado los 41 grados.

Chirinos manifestó también que en esta temporada amanece más temprano porque estamos cambiando de estación, ya que el próximo mes ingresamos al verano. “Estamos en una etapa de transición y la Tierra tiene el movimiento de rotación y traslación, y en verano está más cerca al Sol”, explicó Chirinos.

¿Lluvias?

Esta semana las probabilidades de lluvias son muy bajas, por lo que solo se prevén chubascos en el Norte Integrado. Desde el jueves es probable que la temperatura descienda uno o dos grados, pero se mantendrá el calor.

La OMS recomienda la hidratación corporal, y para eso hay que beber agua, incluso cuando no se sienta sed.

Comentarios