Escucha esta nota aquí

Desde anoche “no entra ni sale nadie” del país, señaló el ministro de Gobierno, Arturo Murillo, en relación con el cierre de fronteras y de aeropuertos, con las excepciones contempladas en el Decreto Supremo 4196.

Siguiendo los pasos de los países vecinos, que esta semana cerraron sus fronteras debido a la pandemia del coronavirus, desde ayer el Ejército boliviano controla el ingreso de ciudadanos extranjeros por las fronteras, exceptuando a los residentes en nuestro país que, al igual que los connacionales, deben someterse a controles de las autoridades sanitarias.

La autoridad aseveró que “un 98% de la población está acatando” la cuarentena. El ministro de Defensa, Fernando López, visitó esta semana los puestos fronterizos en Cobija, Guayaramerín, Riberalta, Puerto Suárez, Puerto Quijarro y Yacuiba. En casi todos los puntos, como en el acceso fronterizo con Argentina, agradeció al personal de salud que realiza el control migratorio contra el coronavirus, cumpliendo con las medidas de seguridad, mientras que en Puerto Quijarro reclamó las falencias en el control.

En Tarija, los tres pasos fronterizos con Argentina fueron controlados por militares del Regimiento Aroma para frenar la circulación peatonal y vehicular.

La medida restrictiva se extendió al paso fronterizo Bermejo-Aguas Blancas, donde también efectivos del Ejército controlan por el puerto Las Chalanas y el puente internacional.

El alcalde Delfor Burgos dijo que se hace cumplir el cierre de la frontera y solo se permite el tránsito de camiones de carga de alimentos. A diferencia de esos pasos fronterizos, en Villazón los efectivos de la Policía sentaron presencia en el puente de ingreso a la localidad de La Quiaca (Argentina).

En San Matías, frontera con Brasil, un oficial del Ejército señaló que se ha instado a la ciudadanía a acatar la medida por el bien y la salud de todos. “El paso de personas bolivianas está abierto, así como a los brasileños residentes en San Matías, pero deben pasar una revisión médica e ingresar directo a cuarentena; pero para aquellos que vienen por paseo o negocio, la entrada está restringida”, indicó.

La medida, explicó Murillo, no afectará al transporte que mueve cargas. “Nuestra prioridad es que haya gasolina en todos los surtidores, que haya farmacias abiertas y que haya alimentos en todos lados, (queremos que) todos los mercados estén abastecidos”, dijo en contacto con BoliviaTv.

En Oruro, desde el jueves las trancas fueron la prioridad en los controles que realizan los agentes de las fuerzas conjuntas entre policías y militares. En el puesto de control del sector de Jatita, sobre la ruta a La Paz, los uniformados impidieron el paso de vehículos en tránsito que tenían como destino otras ciudades del sur del país y los guiaban hasta la siguiente tranca. En el sector de Vichuloma el panorama era similar, ya que en horas de la tarde había varios vehículos pesados y livianos aguardando la autorización de paso hacia La Paz y Cochabamba.

“Es positivo que la ciudadanía haya tomado conciencia”, dijo el subteniente Roly Condori, de la PAC.

Terminales

A partir de las 15:00 de ayer las terminales de buses de los nueve departamentos cerraron. El jefe de Tránsito de la terminal de Santa Cruz, Vladi Sarmiento, informó de que en la hora estipulada se cortaron los viajes tanto interdepartamentales como a las provincias. “Estos horarios están siendo coordinados en todas las terminales del país para controlar que las flotas que realizan viajes interdepartamentales lleguen a su destino antes de las 18:00”, explicó.

Por su parte, Aníbal Rivas, director de Tránsito en Tarija, manifestó que a todos los pasajeros de los buses que llegan a las terminales, se los está revisando con una comisión del Sedes. “Los médicos revisan a los viajeros para verificar si tienen síntomas”, puntualizó.

Control en el Plan Tres Mil

La tarde de ayer, la Policía y la Gendarmería realizaron el cierre de locales en el Plan Tres Mil y en la Villa Primero de Mayo debido al incumplimiento que se registró en los días anteriores.

Comentarios