18 de mayo de 2023, 4:00 AM
18 de mayo de 2023, 4:00 AM


Mucho se habla de lo importante que es generar una cultura laboral que sea amable, inclusiva, que sea equitativa y diversa, que cuide el bienestar de los trabajadores, y que todo ello conjugado, genere orgullo de pertenencia. El problema para muchas organizaciones es que no saben cómo trabajar de forma tal que puedan adaptar conceptos tan abstractos a las prácticas diarias.

Los resultados de no hacerlo pueden ser devastadores. De acuerdo a una investigación publicada por McKinsey en la que participaron 5.774 empleados, a raíz de la Gran Renuncia ocurrida a partir de abril de 2021, al menos 40% de los entrevistados afirmaron que podrían estar renunciando a sus puestos de trabajo en un periodo de tiempo de tres a seis meses, debido al enorme desgaste que estaban sintiendo.

¿Las razones por las cuales preferían irse? Bastante sencillas de entender: el sentirse poco valorados, tanto por las compañías como por sus propios jefes, así como la no existencia de un sentido de pertenencia, la cual está profundamente enraizada con los valores corporativos.

¿Y si los propios trabajadores o colaboradores no se sienten identificados con la compañía para la que prestan servicios, cómo pretenden los líderes tener una cultura laboral que genere bienestar y calidad de vida? Bajo esas condiciones, es una tarea prácticamente imposible de cumplir.

De hecho, según una encuesta publicada por RightTrack en la que fueron tomadas en cuenta las respuestas de 1.090 individuos, el 55% de los participantes admitieron que temen hablar de diversidad e inclusión para evitar equivocaciones que puedan ofender a otros.

Desde luego, el mindfulness en este tipo de situaciones es una maravillosa herramienta que les permitiría a todos comprender que es normal cometer errores, puesto que venimos arrastrando ideas y estereotipos que, hasta ahora, es probable que no supiésemos cuán ofensivos podían llegar a ser.

Por el contrario, mientras las oficinas sean vistas como un lugar de tensión, en el que todo y nada puede ser objeto de duras críticas, es muy probable que quienes allí hacen vida deseen marcharse lo más pronto posible.

La inclusión, equidad y la diversidad son conceptos que para muchas personas pueden sonar como ideas inentendibles, mientras que, para otras personas, el saber aplicarlos pueden marcar una gran diferencia en sus vidas, ya que de ellos dependen las oportunidades laborales, la salud física y mental, o incluso el acceso a servicios básicos de millones de personas.

Las acciones son las que marcan la diferencia.

Tags