Escucha esta nota aquí

Tras las observaciones al proceso que se desarrolla para diseñar la reforma judicial, el ministro Iván Lima afirmó este jueves que el cambio en el sistema de justicia se realizará “contra viento y marea, y contra quien se oponga”, aunque abrió la posibilidad de que un eventual referéndum constitucional se haga después del 7 de marzo.

“Queremos cambiar la justicia y es la urgencia y necesidad de pueblo boliviano, y se va a hacer contra viento y marea y contra quién se oponga; pero no buscando el enfrentamiento, sino buscando la unidad, que todos volvamos a construir esta reforma”, dijo Lima.

El Ministro de Justicia respondió así cuando fue consultado sobre las declaraciones de un diputado que advirtió que no había tiempo para realizar un referendo de reforma constitucional el 7 de marzo, junto a las elecciones subnacionales, como se perfilaba.

Lima evitó responder a esas declaraciones y afirmó que no permitirá convertir el proceso de reforma judicial en objeto de división, sino que buscará la unidad.

Reconoció que existen plazos y que se requiere de un trabajo intenso para realizar una reforma a la Constitución, pero recalcó que se tratará de llegar al 7 de marzo para el referéndum, aunque aclaró que de no llegarse a esa fecha se podrá realizar en otra. “Si tenemos que hacerlo el 1 de junio o el 10 de diciembre no es prioridad, para mí la prioridad es reformar la justicia en unidad”, recalcó. /Erbol



Comentarios