15 de enero de 2023, 4:00 AM
15 de enero de 2023, 4:00 AM


Es tan previsible el gobierno que era cuestión de tiempo para que caiga en lo que habíamos vaticinado: van a salir a hablar de “privilegios” en favor de Camacho y, así fue. El Ministro de Gobierno no se aguantó y declaró que el gobernador Luis Fernando Camacho tiene “privilegios en comparación con otros privados de libertad”, porque se le “armó prácticamente una clínica” en su habitación y porque se le otorga el derecho de “pernoctar con alguien de su familia”. 

Recuerdo el año 1980, cuando Luis Arce Gómez grabó una conversación en la televisión del Estado con el líder de los trabajadores, don Juan Lechín: le preguntó cómo se lo trataba con la intención de “apaciguar” la resistencia a la naciente dictadura de 1980, presidida por García Meza. Lechín dijo que bien, por supuesto; Arce no calmó nada. 

Una de cal y otra de arena, decía el albañil; “permisos para pernoctar” y fosas para que no lleguen a Chonchocoro, audiencias en vivo y, suspensión de las mismas por temas procedimentales que ellos mismos arman (el Poder Judicial tomado); si no son los jueces, son los fiscales que al fin de cuentas son parte del sistema. Al mismo tiempo, propaganda, (como todo régimen autoritario que necesita “vender un relato”) de “alguien” que asegura que el prisionero está ahí porque no asistió a las audiencias a las que fue citado, olvidando decir, el ministro y el “relator”, que las audiencias fueron suspendidas por fiscalía y Poder Judicial. El “miente que algo queda” se impone desde hace miles de años, así los neofascistas del socialismo del Siglo XXI crean que la toman de Goebbels.

Las dictaduras y los totalitarios tienen los mismos métodos, usan lo que pueden en el afán de lograr credibilidad, mientras van “por todo”, que no es otra cosa que hablar de listas de “financiadores” y relacionados a los depósitos y cobros de cuentas del entonces presidente cívico; la intención es poner una raya raya política que asuste a los que reclaman por la libertad del Gobernador y comenzar, como el 2009, la recaudación en beneficio propio.

El poder está desesperado y busca acabar con la oposición política “formal”. Para ello usan a parlamentarios de dudosa conducta para que pidan la inclusión de Carlos Mesa, Tuto Quiroga, Samuel Doria Medina en el “golpe” que pretenden imponer como verdad y excusa para acabar con la democracia formal y seguir la ruta de Cuba, Venezuela y Nicaragua, sin tomar en cuenta que el proceso de transición de 2019 fue acordado en una seria “facilitación”. En la misma participaron la Conferencia Episcopal Boliviana el cuerpo diplomático de la Unión Europea. 

El diputado inquisidor no toma en cuenta que en las conversaciones participaron, por el MAS: Adriana Salvatierra Betty Yañíquez, Susana Rivero, Teresa Morales, el exprocurador general del Estado, Pablo Menacho; los exministros Javier Zabaleta, Héctor Arce, Carlos Romero, el entonces senador Omar Aguilar; presidente del Senado: Eva Copa, elegida presidenta del senado, Milton Barón, Efraín Chambi y algunos otros. ¿Debiera convocarlos?.
Debe tenerse en cuenta que desde el MAS, en esa mesa de facilitación se propuso: 1) Que el nuevo presidente del Estado sea elegido entre los asambleístas del MAS. 2) Que asuma la presidencia el senador de oposición Víctor Hugo Zamora (hoy detenido por el Juicio contra Jeaninne Añez). 

Dice la Memoria del Proceso de Facilitación de Diálogo 2019 – 2020 Conferencia Episcopal Boliviana: Estas propuestas fueron cuestionadas por ser inconstitucionales. No había ningún marco legal que las respaldara. Frente a ello se recordó́ a los participantes que las reuniones no eran para tomar decisiones, sino para proponer salidas a la conflictiva situación, provocada por el vacío de poder. Las decisiones correspondían a la Asamblea Legislativa. (textual de la página 13).

Pero el gobierno no se queda en esos detalles que demuestran que, si hubo alguien que pretendió subvertir el orden constitucional, fue el actual partido de gobierno, que fue el que hizo el fraude. Ahora, con otro gobierno, pero con las mismas mañas o intenciones, ha diseñado su propia ruta crítica pensando en aplastar a la oposición para ir por Evo Morales a quien no sólo piensan en inhabilitar por la vía Judicial, dejando sin efecto el fallo referido al “derecho humano de ser reelecto”, sino que lo arrinconan cada vez más en Chapare, desde donde el pobre hombre desvaría y despotrica, ahora, contra el gobierno de Perú, que le ha prohibido el ingreso a ese país donde ha cometido una tremenda intromisión política, pero ese no es el tema de hoy.

Arce y sus acompañantes están dispuestos a romperlo todo, ahí va a buscar la despenalización de la hoja de Coca en el mundo, tal como lo ha señalado en su reunión con cocaleros de Yungas (no dijo nada de la coca de Chapare); antes, el 2022 habló sobre su disposición de conversar con Petro sobre la propuesta de legalizar el consumo de la cocaína. en fin, sabrá él dónde se mete.
También entienden que, ese ir por todo tiene que ser rápido porque el mundo está preocupado por las violaciones a los DDHH desde el gobierno de Arce y por la violencia que se da en el país. Se pronuncian algunos parlamentarios de EEUU, la Unión Europea, la Internacional Socialista y llama la atención que se mire Bolivia y no Perú, donde ya hay como 50 muertos. Lo que se puede concluir es que, pese a la violencia actual en el vecino país, allá no se ve intención, desde el poder, de salirse del marco constitucional, como pretendió Castillo y, en Bolivia sí se lo hace.

Bolivia está camino a consolidarse como el cuarto país en la senda del Socialismo del Siglo XXI, con Cuba, Venezuela y Nicaragua (antes estuvo Ecuador también) y eso habla de la pérdida de la cualidad democrática y eso es, en definitiva, lo que termina preocupando al mundo democrático. Los 3 países citados tienen problemas de funcionamiento formal, de pobreza, escasez, presos políticos, exiliados y gente que se va a donde sea.

El gobierno aprieta donde puede. El sistema judicial, la violencia policial, los desplazamientos militares son una muestra de ello; se abarca mucho y probablemente esa sea su debilidad, puede no tener musculatura para poder con todo. Por ahí, en algún momento, algún juez o fiscal, como ocurrió con el magistrado Revilla, quien aseguró, a título personal: “no corresponde la detención de Camacho”, se abre a la posibilidad de que el Gobernador se defienda en libertad, lo que no quiere decir, necesariamente, que la audiencia que viene se lo logre, pero, es una posibilidad. Es claro que, con el mundo mirándonos, alguno no quiere quedar pegado del lado oscuro de la historia.

Mientras, insisten, mueven a Lima Magne y buscan que la presión a Mario Aguilera sea vista como una imposición del MAS; si ocurre, no lograrán que se vea como triunfo de ellos, sino como la salida que, desde nuestro punto de vista, debe darse, porque es claro que la gobernación necesita de “gobierno” las 24 horas del día.
En fin, como cantaba Piero, lo partieron en pedazos… en algún momento habrá que volverlo a armar.